Buscar
12:25h. Miércoles, 17 de Octubre de 2018

Adeje se prepara para homenajear a San Sebastián

El municipio de Adeje se está preparando para la llegada de San Sebastián,  festividad que data del siglo XVIII y que tiene lugar en la zona de la playa de La Enramada, La Caleta, lugar de culto previo a la Conquista que, con el pasar del tiempo, se ha ido adaptando a las nuevas costumbres. Dado que este año la fiesta se desarrollará durante el fin de semana, el plazo de presentación de las solicitudes para los puestos de feria finalizará el próximo 12 de enero. 

 

El plazo de presentación de las solicitudes para los puestos de feria finalizará el próximo 12 de enero
El plazo de presentación de las solicitudes para los puestos de feria finalizará el próximo 12 de enero

Los actos propiamente dichos se iniciarán el viernes, 19 de enero a las ocho de la tarde con la celebración de la eucaristía cantada por La Parranda “El Mesturao”. Seguidamente, procesión de la imagen de San Sebastián acompaña por la Banda del Patronato Musical de la Histórica  Villa de Adeje y  a su regreso al templo ofrenda de fuegos artificiales. 

Los actos continuarán con el "Festival Folclórico San Sebastián", donde se darán cita la "Asociación Cultural Imoque", el "Grupo Folclórico La Diata" y el "Grupo de la Escuela Municipal de Folklore de Adeje".  Como ya es tradición, la exposición al aire libre "San Sebastián, una tradición", engalanará la plaza y calles aledañas. 

El día grande de San Sebastián será el  sábado, 20 de enero a las doce del mediodía con la Eucaristía en honor a San Sebastián Mártir; la misa será cantada por el Coro parroquial Santa Úrsula de Adeje. Tras finalizar el acto litúrgico se iniciará la procesión de la imagen hasta la playa de La Enramada, como cada año, le acompañarán los caballos y jinetes, quienes esperarán la entrada del santo en la playa. 

La comitiva volverá al punto de partida y se procederá a la bendición de los animales por parte del cura párroco. Dado que este año dicha celebración se realizará durante el fin de semana,  el Ayuntamiento está elaborando un amplio dispositivo de seguridad para el buen desarrollo de la fiesta. Para garantizar la seguridad de la ciudadanía se delimitará una  zona de aparcamientos, dejando libre las vías principales de circulación para una mejor fluidez tanto peatonal como del tráfico rodado. También se prevé disponer de una zona acordonada y preparada para la colocación del ganado que participará en la procesión, así como otra para personas con movilidad reducida y diversidad funcional. 

Historia de la Fiesta a San Sebastián en Adeje
La historia de la fiesta a San Sebastián en Adeje se inició en los primeros años del siglo XVIII en un lugar de culto previo a la Conquista y, con el devenir de los años, ha ido evolucionando conjuntamente con los cambios sociales y del propio entorno donde se celebra.

Desde el principio ha sido una fiesta relacionada con el mundo del campo. Muchas personas campesinas y ganaderas, no sólo de Adeje sino de todo el sur e incluso de la isla fueron sumándose a esta fiesta y haciéndola suya.

La venerada talla de San Sebastián adejera, que fue traída al municipio por solicitud del párroco Eulogio Gutiérrez Estévez (1851-1917), natural de Icod de los Vinos y que estuvo 17 años en Adeje. A esta imagen le atribuyen numerosos milagros. Todavía hoy, muchas son las personas que recurren al San Sebastián de Adeje con la esperanza de una rápida curación de sus dolencias o para solicitar algún favor o cumplir con la promesa.

Asimismo, uno de los hechos relevantes esta fiesta se vivió el 20 de enero de 1916, al ser trasladada en procesión desde la Parroquia de Adeje hasta la ermita de San Sebastián la nueva imagen de este Santo, elaborada en la casa Bririllo de Valencia; al llegar a la costa se celebró la Santa Misa, como informó en Gaceta de Tenerife “Un adejero divertido”, el 29 de dicho mes: “acabado este piadoso movimiento que duró cerca de dos horas se cantó la letanía y a continuación la Misa dicha por el párroco Eulogio Gutiérrez Estévez alma de la fiesta por el celo desplegado en la traída de la preciosa escultura del Santo y en el agrandamiento de su Capilla. Luego se organizó la procesión hasta la orilla del mar, seguida de una abundante comida y una cabalgata con más de cien camellos y bestias de carga. Asistieron a los actos más de 2.000 personas”.