Buscar
01:52h. Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

María José Díaz: “Elena Fumero es responsable de la privatización del agua y ha colaborado muy poco para auditarlo”

Desde 2011, la empresa AQUALIA gestiona el abastecimiento de agua y el saneamiento del municipio de  Arico. El gobierno de CC, del que formaba parte la actual alcaldesa, Elena Fumero,  en el año 2011 justificó la adjudicación de este servicio por el descontrol en la entrada y salida de los depósitos de agua de abasto público y la falta de inspección del estado de los depósitos entre otras cuestiones, dejando en evidencia que CC en Arico y la alcaldesa Elena Fumero prefieren echar balones fuera aunque sea a costa del perjuicio a los vecinos destacó la concejala socialista.

 

El PSOE propuso una auditoría externa y la elaboración de un informe sobre la viabilidad de la anulación del contrato de gestión por parte de AQUALIA
El PSOE propuso una auditoría externa y la elaboración de un informe sobre la viabilidad de la anulación del contrato de gestión por parte de AQUALIA

Desde el primer momento los problemas que se han venido produciendo y que nos transmiten los vecinos y vecinas son continuos y se deben fundamentalmente a la escasez de abastecimiento de agua en numerosas zonas de la costa, cortes en el suministro, calidad del agua, etc, incluso haciendo denuncias en las redes sociales por el mal aspecto, olor y sabor del agua.

Los ariqueros no conocemos a estas alturas y tras varios años contratada la empresa Aqualia por parte del Ayuntamiento, cómo gestiona las aguas municipales, cuál es la verdadera calidad de nuestra agua de consumo, ni si se han solventado los problemas detectados como por ejemplo mantenimiento de los depósitos, afirmó  María José Díaz. 

Los vecinos tienen derecho a acceder a información veraz y contrastada de la calidad del agua del municipio, así como grado de cumplimiento del contrato de servicio de abastecimiento de agua y saneamiento por eso llevamos al pleno donde se aprobó  la necesidad de hacer  una auditoría externa que el Gobierno Local debe hacer y en el caso que no se esté cumpliendo con el contrato se podría exigir a la empresa o incluso si es viable recuperar el servicio.  

Díaz recuerda que hay un acuerdo plenario a propuesta del PSOE, los vecinos no entenderían  que  no se llevase a cabo la auditoría o no elaborarse el informe jurídico al respecto sobre la posible nulidad del contrato a AQUALIA, podría parecer que la misma alcaldesa que en su día posibilitó esa privatización, sin tan siquiera haber elaborado informes de costes, tendría algún motivo a día de hoy para no querer que sepamos si la empresa privada está cumpliendo con los vecinos que pagan el servicio, dándose además el caso que en determinadas zonas de la costa, sobre todo en los meses de verano la escacez de agua es algo habitual.