Buscar
19:56h. Domingo, 18 de agosto de 2019

Primero Arico exige medidas para mejorar el servicio de policía local

Primero Arico exige medidas inmediatas para aliviar la mala situación que vive actualmente el servicio de la policía local. La dejación de funciones de Coalición Canaria y PP ha provocado que Arico siga suspendiendo en seguridad.

 

La falta de planificación deja la plantilla en una situación preocupante y con escasos medios
La falta de planificación deja la plantilla en una situación preocupante y con escasos medios

Sebastián Martín, concejal y portavoz de Primero Arico, considera “una irresponsabilidad” la gestión de CC y PP que no han cubierto todas las plazas y no han tomado medidas reales para resolver este grave problema: “Actualmente hay varias plazas de policía sin cubrir y tampoco han firmado el convenio con la Policía Canaria, dos acciones indispensables para que Arico avance”.

La relación de puestos de trabajo del Ayuntamiento de Arico recoge 13 plazas de policía de las cuales quedan varias sin cubrir. Pese a que dos de ellas se han sacado a oposición, a día de hoy no hay novedades sobre el proceso y la incorporación de los nuevos agentes podría tardar varios meses.

Las peores condiciones laborales de Tenerife

La Policía Local de Arico tiene los salarios más bajos de la isla, una situación que provoca que los nuevos agentes, una vez cumplida la estancia de dos años, pidan traslado a otros municipios: “Arico tiene los peores salarios y las peores condiciones de trabajo. Esta situación provoca que los policías no puedan dar el servicio que quieren y se acumule el trabajo”, afirma Sebastián Martín. 

La seguridad es una prioridad para Primero Arico y, además de aumentar la plantilla, mejorar las condiciones de trabajo y llegar a acuerdos con otras administraciones, Sebastián Martín, trabaja desde hace meses con su grupo en un plan de inversiones para un nuevo centro policial y la mejora de todo el servicio: “Las instalaciones en Villa de Arico son tercermundistas. Necesitamos un servicio del siglo XXI y para eso hace falta más cabeza y unas instalaciones nuevas y modernas”.