Buscar
20:10h. Jueves, 17 de Agosto de 2017

ARN Culture & Business Pride generó una actividad económica de 1,6 millones de euros, el 97% en Tenerife

La auditoría realizada por la empresa de consultoría Deloitte para medir la repercusión del evento revela que el festival contribuyó con dos millones de euros al PIB canario, permitió mantener 61 empleos, generó unos ingresos a las Administraciones Públicas de 150.000 euros y un impacto publicitario con una rentabilidad del 150%.

 

Mena:  “buscamos ser un destino puntero, competitivo y que atraiga a un segmento de turista de alto poder adquisitivo”
Mena: “buscamos ser un destino puntero, competitivo y que atraiga a un segmento de turista de alto poder adquisitivo”

Más allá del beneficio social y de concienciación que supuso el ARN Culture & Business Pride, lo cierto es este festival se reveló como una importante inversión económica por parte del Patronato de Turismo del Ayuntamiento de Arona, según el informe de auditoría encargado por este organismo a la empresa de consultoría Deloitte, que revela que el evento generó una actividad económica por valor de 1,66 millones de euros. De esa cantidad, el 97% se quedó en empresas locales, de Tenerife y de Arona.

El ARN Culture & Business Pride, que este año celebró su primera edición en Playa de las Américas entre el 5 y el 11 de julio, es un festival que busca resaltar el valor de las aportaciones de la comunidad LGTBIQ al conjunto de la sociedad, poniendo el acento en la ciencia, la empresa, la cultura, el activismo o el arte sin olvidar el aspecto lúdico.

ARN3_FotorEl concierto que cerró las jornadas asistieron más de 5.000. Los asistentes otorgan una nota de 4,7 sobre 5 a los “networking brunches” y de 4,5 a las “beach conferences”

Todo ello enmarcado en la nueva estrategia turística marcada por el nuevo grupo de gobierno, que pretende rejuvenecer el destino atrayendo a Arona a un perfil de visitante con un mayor poder adquisitivo, sin descuidar por ello a los segmentos tradicionales.

La oferta cultural y de ocio del Patronato de Turismo tuvo un importante poder de convocatoria, ya que durante la semana durante la que se desarrolló participaron más de 700 personas en las charlas y conferencias que se celebraron, alcanzando su punto álgido durante el concierto protagonizado por Morcheeba y Marc Almond, que puso el broche de oro al evento y que sumó a más de 5000 asistentes a lo largo de la jornada. Todas ellas otorgaron una nota media positiva a cada uno de los hitos del festival.

Sobre un total de cinco puntos, los “networking brunches” fueron los mejor valorados, con una nota de 4,7, seguidos de las “beach conferences”, con un 4,5; la entrega de los premios Alan Turing, con un 4,3; el ARN Music Festival, con un 4,2 y el ARN Leisure, con un 4,1.

Mena: La importancia de generar riqueza y empleo en Arona

En cuanto a su impacto económico, y además del gasto generado, la auditoría de Deloitte revela que la contribución del festival a la economía de Canarias fue de dos millones de euros en términos de Producto Interior Bruto (PIB), logrando el mantenimiento de 61 empleos y unos ingresos fiscales a las arcas públicas de las diferentes Administraciones Públicas de 150.000 euros.

Por su parte, del gasto realizado por el Ayuntamiento de Arona en el festival, el 84% del total repercutió directamente en empresas locales de Tenerife.

Uno de los resultados más destacados del ARN Culture & Business Pride fue su impacto en medios de comunicación y en redes sociales, en los que se dio a conocer tanto el evento en sí como el propio destino.

Las apariciones en medios, tanto tradicionales como online, superaron las 150, alcanzando casi 48.000 impactos, todo ello con un valor económico de 491.000 euros, lo que significa que por cada euro invertido en el festival, el municipio de Arona ha obtenido impactos positivos valorados en 1,5 euros.

El informe destaca, en el apartado de redes sociales, que se registraron 1.500 menciones al festival en diferentes canales, al tiempo que destaca el impacto de las publicaciones realizadas por importantes “influencers” participantes como por parte de personalidades y publicaciones con un alto nivel de difusión.

Entre ellos, en Twitter, figuran el activista por la igualdad transgénero Nacho Vidal, con 239.900 seguidores, Zeus Santorini, con 140.200 followers o Antonia San Juan, actriz a la que siguen 132.300 personas en Twitter, subrayando de esta manera el acierto de la estrategia de contar para este evento con personas con una importante influencia mediática y en redes sociales.

Medios de comunicación, tanto generalistas como publicaciones destinadas al público LGTBIQ, se hicieron eco en sus redes sociales de todo aquello relacionado con la celebración del ARN Culture & Business Pride.

El alcalde de Arona, José Julián Mena, ha explicado que, con eventos de este tipo “estamos trabajando y adelantándonos a la coyuntura turística. Queremos hacer del municipio un destino competitivo que se prepara para el futuro, para cuando la situación vuelva a ser la habitual, en la que meses como mayo o junio eran flojos desde el punto de vista del número de visitantes, para lo cual es importante poner en marcha eventos que generen valor”.

Mena ha agregado que “buscamos ser un destino puntero, competitivo y que atraiga a un segmento de turista de alto poder adquisitivo”, al tiempo que ha recalcado la importancia de que “la riqueza que se genera en el municipio y aquello en lo que invierte el Ayuntamiento, revierta en el municipio, en generar empleo y riqueza en Arona”.

Por su parte, el concejal de Turismo, David Pérez ha destacado la importancia de auditar “los resultados y el impacto de este festival en la que es su primera edición y medir cómo redunda en la economía de nuestro municipio con total transparencia”.

A su juicio, “el ARN Culture & Business Pride no solo tiene una vertiente de defensa de aquellos valores en los que creemos, sino otra, muy importante, que es la económica, cuyos excelentes resultados se reflejan en este informe que, además, ha medido algo tan importante para este grupo de gobierno como es el hecho de que la mayor parte de lo que se gasta en el evento repercuta en la economía del municipio”.