Buscar
22:28h. Lunes, 18 de Junio de 2018

Arona impulsa la regeneración y renovación de las cuatro unidades de viviendas sociales del municipio

En Arona existen en la actualidad 375 viviendas pertenecientes a promociones de protección oficial distribuidas en cinco comunidades a lo largo de cuatro núcleos de población y que presentan, tanto ellas como sus entornos, diversas situaciones de deterioro. Sin embargo, ninguna de ellas ha sido nunca incluida en los planes de vivienda del Gobierno de Canarias.

 

Arona ha realizado el encargo de la memoria para la ejecución de un Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) de las viviendas sociales
Arona ha realizado el encargo de la memoria para la ejecución de un Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) de las viviendas sociales

Estas son, en concreto, las urbanizaciones Virgen del Carmen (Guargacho), con 70 viviendas, San Martín de Porres y Santa Rita (Cabo Blanco), con 104 y 100 viviendas, respectivamente, y las urbanizaciones Hermano Pedro y la de Mazapé (Arona-Vento), con 101 viviendas en total.

Para acabar con esta situación, el grupo de gobierno que lidera José Julián Mena, a través del área municipal de Vivienda, acaba de firmar el encargo para realización de la memoria que permita solicitar al Instituto Canario de la Vivienda (Icavi), dependiente del Gobierno de Canarias, su inclusión, por primera vez, en los planes de vivienda a través de un Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) que permita una habilitación integral.

En el caso de San Martín de Porres, tras trabajar en la constitución de la comunidad, un paso necesario para acometer una operación de este tipo, dicha memoria se encuentra ya en pleno proceso de redacción, mientras que en Santa Rita se actúa, precisamente, en la constitución de la comunidad en reuniones conjuntas con los vecinos.

En la urbanización Hermano Pedro la labor principal se encuentra en la escrituración de las viviendas por parte de los ocupantes, además de trabajarse en la ejecución de un nuevo pozo absorbente que mejore el saneamiento de las viviendas. El objetivo en esta última es poder llevar a cabo un ARRU ya el próximo año, una vez solucionadas cuestiones como la escrituración y la constitución de la comunidad.

Todas estas cuestiones y la necesidad de que las viviendas del municipio de Arona fueran, por primera vez, incluidas en los planes del Gobierno de Canarias, fueron transmitidas recientemente por el alcalde, José Julián Mena, y por el concejal responsable del área de Vivienda, Francisco Marichal, en una reunión mantenida con la directora del Instituto Canario de la Vivienda, Pino de León.

Precisamente, Mena ha explicado que “tenemos la firme voluntad de abordar la situación de la vivienda protegida y de construcción pública en los barrios del municipio y de que nuestros vecinos cuenten con las mejores condiciones de vida posibles, lo cual solo es posible mediante una cooperación que siempre hemos defendido, que esperamos y que es fundamental para casi cuatrocientas familias de Arona”, ha agregado.