Buscar
17:08h. viernes, 30 de octubre de 2020

Arona moviliza a más de 40 efectivos ante la situación de alerta

Arona ha experimentado a lo largo del día de hoy fuertes rachas de viento y una calima que se ha ido haciendo más densa a medida que ha ido evolucionando la jornada, en coherencia con las alertas declaradas por el Gobierno de Canarias por ambos fenómenos en toda la Comunidad Autónoma, lo que llevó al alcalde de Arona, José Julián Mena, a decretar anoche el cese de todas las actividades en exteriores y en el interior de instalaciones municipales, así como la activación del Plan de Emergencias Municipal (PEMU), que conlleva la puesta en marcha del Cecopal desde primeras horas de la mañana de hoy.

En el municipio, donde se ha experimentado una densa calima y fuertes rachas de viento, se ha producido la caída de algunos muretes, de árboles y ramas, así como señales de tráfico, pero ninguna incidencia grave.
En el municipio, donde se ha experimentado una densa calima y fuertes rachas de viento, se ha producido la caída de algunos muretes, de árboles y ramas, así como señales de tráfico, pero ninguna incidencia grave.

El Cecopal, Centro de Coordinación Operativa de la Administración Local, comenzaba, de esta manera, a funcionar a primera hora en una reunión presidida por el propio alcalde junto a los máximos responsables de la Policía Local y de Protección Civil, así como los concejales de las áreas de Seguridad, Francisco Marichal, Servicios Públicos, José Luis Gómez, y de Turismo, Alberto Delgado.

Durante toda la jornada, José Julián Mena y los dos ediles han recorrido diferentes zonas del municipio afectadas por incidentes denunciados por los vecinos y relacionados, principalmente, con los fuertes vientos.

Estos últimos han tenido una velocidad sostenida de 25 kilómetros por hora con rachas de 60 kilómetros por hora. La visibilidad por la calima era ya casi nula desde mediodía y las llamadas de vecinos por las incidencias han alcanzado las 80, aproximadamente. 

Si bien hasta este momento no ha habido que lamentar ninguna situación de gravedad, desde la activación del PEMU y del Cecopal se ha producido la caída de algunos muros y muretes, árboles y ramas, así como de señales de tráfico, desprendimientos y techos desplazados.

En el puerto de Los Cristianos, por su parte, se produjo la colisión de dos embarcaciones de pasajeros, procedentes La Palma y La Gomera.

Desde el área de Turismo del Ayuntamiento de Arona, además, se trabajó de la mano del sector alojativo para hacer llegar esta situación de emergencia y las recomendaciones de los expertos a los visitantes con el objetivo de extremar las condiciones de seguridad.

A lo largo de toda la jornada han estado trabajando operarios y medios materiales de los servicios de Jardines, alumbrado público, playas,  abastecimiento de agua y saneamiento, obras y mantenimiento, así como de limpieza, además de 15 voluntarios y seis vehículos de Protección Civil y cinco patrullas de la Policía Local, a los que hay que añadir los agentes que se encontraban en sala atendiendo las incidencias, hasta sumar en torno a cuarenta efectivos de servicios, Protección Civil y Policía Local de Arona.