Buscar
09:37h. Miércoles, 11 de diciembre de 2019

Los informes técnicos revelan que la parte dañada del edificio de El Fraile es un pilar del sótano

Los informes técnicos revelan que la parte dañada del edificio de El Fraile es un pilar del sótano. El resto de columnas y plantas no muestran síntomas de fatiga. A lo largo de la mañana del miércoles, el Ayuntamiento de Arona emitiría la resolución del deber de conservación para que los propietarios puedan comenzar los trabajos.

Los propietarios del edificio de El Fraile no tendrán que reforzar toda la estructura
Los propietarios del edificio de El Fraile no tendrán que reforzar toda la estructura

El área de Urbanismo del Ayuntamiento de Arona se encuentra redactando el informe del edificio desalojado de El Fraile, que daría pie a la resolución del deber de conservación con el que los propietarios podrían comenzarlos trabajos necesarios que garanticen la seguridad del inmueble. Una resolución que podría estar entregada a lo largo del día de mañana (miércoles 21 de agosto). 

En este caso, las conclusiones a las que ha llegado el equipo técnico es que solo existen daños en uno de los pilares, el central, que se ha deteriorado a lo largo del tiempo por oxidación, por lo que no se trata de una afección estructural sino localizada.

Por ello, la obra debería llevar dos fases. En la primera se tratará y reforzará la columna central, que tendría un tiempo estimado de dos semanas de ejecución. Una vez terminada esta parte, los propietarios podrían regresar a sus hogares, siempre y cuando se garantice la seguridad del inmueble por parte de la dirección técnica de los trabajos. 

En una segunda fase, se tendrían que fortalecer el resto de pilares que, a día de hoy no están dañados, pero que como garantía de seguridad futura deberían estar también reforzados. Además, cabe destacar que tanto la planta cero como la azotea y las diferentes viviendas no presentan ninguna fisura.

El concejal de Urbanismo, Luis García ha asegurado que “nos hemos llevado una grata sorpresa porque el resto de la estructura del edificio parece que está en buen estado, ya que no se observan fisuras en las demás plantas. Lo que quiere decir que el inmueble cuenta con buena salud– a lo que ha añadido- “mañana intentaremos emitir a la propiedad el deber de conservación, para que a su vez la comunidad de propietarios pueda trasladarnos a nosotros el inicio de los trabajos de refuerzo, que esperamos que se realicen lo antes posible, para que los vecinos puedan regresar a sus viviendas.”