Buscar
18:27h. Lunes, 20 de enero de 2020

José Antonio Valbuena, y el alcalde de Arona, José Julián Mena, entregaron a Rainer Schimpf el Premio Arona Son Atlántico 2019

Más de veinte años a favor de la conservación y respeto a la fauna marina bien  merecen un premio. La sexta edición del Festival sostenible Arona Son Atlántico [La Fiesta de los Océanos] ha entregado hoy, jueves 24 de octubre, su galardón a Rainer Schimpf, submarinista alemán de 52 años, cuyo nombre se ha hecho conocido en todo el mundo al haber sido engullido y liberado por una ballena en Sudáfrica. 

El consejero de Transición Ecológica, José Antonio Valbuena, y el alcalde de Arona, José Julián Mena, entregaron a Rainer Schimpf el Premio Arona Son Atlántico 2019
El consejero de Transición Ecológica, José Antonio Valbuena, y el alcalde de Arona, José Julián Mena, entregaron a Rainer Schimpf el Premio Arona Son Atlántico 2019

 La organización ha concedido el Premio Arona Son Atlántico 2019 a Schimpf por su trabajo en materia de ecoturismo y la elaboración de programas de educación y conocimiento del mundo marino.

Las aportaciones de este especialista en el conocimiento de cómo se comportan las orcas y su estructura social en manada ha hecho que la prestigiosa publicación National Geographic cuente con él como colaborador. Además, ha participado en la realización de documentales naturalistas como Oceans y Sea Wolves (Discovery Channel), sobre la estrategia de las orcas al cazar delfines para alimentarse. Precisamente ha compartido Rainer Schimpf su amplia experiencia y su amor por los animales marinos con los residentes y visitantes de Arona, en dos conferencias, una abierta al público y otra dirigida a alumnos, dentro de la sexta edición del Festival. Hoy, jueves 24 de octubre, tuvo lugar esta última, en el Auditorio Infanta Leonor, tras la que se le hizo entrega del galardón. El consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena y el alcade de Arona, José Julián Mena, hicieron entrega del premio. Ambos coincidieron en destacar “la labor a favor de la conservación y respeto de la fauna marina que, a lo largo de sus veinte años de experiencia, ha llevado a cabo Rainer Schimpf.”

En las dos conferencias que ha impartido en Arona, el submarinista ha dejado patente su pasión por los animales marinos y su entorno natural, que le ha llevado a compartir con ellos un acontecimiento anual impactante como es la Carrera de la Sardina, en Sudáfrica, considerada la migración más importante del mundo de un ser vivo y a la que acuden para alimentarse las poderosas ballenas. 

La identificación de Rainer con el mundo acuático es tal que él mismo ha manifestado que, si volviera a nacer, querría ser ballena. Arona Son Atlántico quiere sumar a este submarinista, comprometido con el medioambiente, “al pequeño Olimpo de sus dioses marinos” otorgándole la edición 2019 del premio de este Festival. Hasta el momento, han recibido este galardón el buceador profesional y cámara submarino Rafael Herrero Massieu, el escritor Manuel Rivas, Pierre-Yves Cousteau [hijo del famoso oceanógrafo], el guía turístico César Espino por su acto humanitario al salvar una ballena, el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre La Tahonilla de Tenerife y el reconocido mundialmente como El amigo de las Orcas, el argentino Roberto Bubas.

La sexta edición de Arona Son Atlántico, que ha finalizado con las dos conferencias impartidas por Rainer Schimpf tras dos meses de actividades, está patrocinada por el Ayuntamiento de Arona, Cabildo Insular de Tenerife (Cultura) y Gobierno de Canarias (Canarias Cultura en Red) y con la producción de Oceans Media Comunicación Canarias. 

Riqueza marina de Arona

Rainer Schimpf impartió estas dos charlas junto a la submarinista alemana Claudia Weber Gebert, que fue testigo directo de la escena de la ballena atrapando a Rainer  que dio la vuelta al mundo, ya que ese inédito instante pudo ser captado por un fotógrafo del equipo del protagonista de estos hechos que no acabaron en tragedia por los reflejos del rorcual, que se percató de que lo que tenía retenido en su mandíbula era un cuerpo humano. Ambos, junto a Silke Schimpf, han disfrutado, en días previos, de la riqueza marina de Arona, municipio en el que han realizado diferentes inmersiones, en compañía del asesor oficial del festival y experto submarinista, Sergio Hanquet.

Experiencia de veinte años

Durante más de 20 años Rainer Schimpf ha vivido su pasión como conservacionista marino, es fotógrafo muy premiado y tour operador en el sector marino, basado en Port Elizabeth [Sudáfrica]. Es conocido mundialmente por su dedicación en favor de la protección medioambiental, siendo su principal pasión el mundo de las Orcas, colaborando con sus rodajes a documentar el comportamiento de la caza de las Orcas y su estructura de manada.  

Rainer es un experto especializado en la localización de las sardinas y los predadores [delfines, ballenas, tiburones y pájaros acuáticos]  que las siguen y se alimentan de ellas, habiendo documentado este espectáculo marino por toda la costa sur del Cabo hasta Algoa Bay en Port Elizabeth [donde se concentra la mayor parte de la migración de la sardina] hasta la costa este de Sudáfrica, y hasta la Wild Coast del Cabo Oriental.

Buzos, observadores de ballenas y delfines así como equipos internacionales de filmación confían en los conocimientos de Rainer, adquiridos a lo largo de 20 años, para “conseguir la mejor foto”. Mientras filmaba, el pasado mes de marzo, la migración de las sardinas en Port Elizabeth, Rainer se convirtió, inesperadamente, en el Hombre Adentro. Una de las experiencias más emocionantes, en la que es un experto, consiste en filmar a los predadores atiborrándose con la masa de sardinas. Tiburones, delfines y ballenas embisten frenéticamente hacía su presa, los citados peces, y como consecuencia de ello la visibilidad, en so momentos, en el agua, es muy reducida.

Medio cuerpo dentro de la boca de la ballena

Rainer se sumergió, aquel día de marzo de este año que nunca olvidará, en una bola de carnada con dos buzos de apoyo a su lado, y comenzó a filmar delfines, tiburones, alcatraces, pingüinos, cormoranes y gaviotas zambulléndose para alimentarse de las sardinas. De repente, salió de la profundidad una ballena de Bryde atacando el cardumen de sardinas y tragándose todo a su paso. En el bote de Expert Tours, su empresa de expediciones marinas, en la superficie, Heinz 

Toperczer – el fotógrafo que tomó las fotos de Rainer en la boca de la ballena – y Silke, la esposa de Rainer, veían asombrados como la enorme ballena se tragaba a Rainer – su cabeza y torso quedaron dentro de la enorme boca de la ballena. Durante unos angustiosos segundos Rainer estuvo en el interior de la boca de la ballena de Bryde. Al tiempo que Heinz tomaba una serie de fotos del Impactante momento, el corazón de Silke se paró hasta que vio a su marido ser escupido por la ballena.