Buscar
11:05h. lunes, 30 de noviembre de 2020

El PSOE expulsa al alcalde de Arona José Julián Mena

La Comisión Ejecutiva Federal del PSOE ha decidido expulsar del partido a José Julián Mena, alcalde de Arona, y a Luis García, concejal del grupo de gobierno tras considerarse probadas la comisión de sucesivas faltas de carácter grave y muy grave. Con ello, da por concluido el proceso abierto a raíz de la desobediencia en la que incurren al negarse ambos a entregar las actas que obtuvieron como números uno y nueve de la candidatura con la que el PSOE logró la mayoría absoluta en el Ayuntamiento aronero el 26 de mayo de 2019, con 14 ediles.

La vía judicial es la alternativa que tienen el regidor y el concejal Luis García, también expulsado | Ambos fueron expedientados por no entregar el acta al partido
La vía judicial es la alternativa que tienen el regidor y el concejal Luis García, también expulsado | Ambos fueron expedientados por no entregar el acta al partido

La medida fue confirmada ayer a EL DÍA por la dirección insular del PSOE en Tenerife, si bien la comunicación formal de la expulsión del alcalde y del concejal no ha sido recibida por estos aún, según indicó Pedro Martín, en su condición de secretario general de los socialistas en la Isla. Este periódico confirmó que, a última hora de la tarde de ayer, al menos José Julián Mena no tenía constancia del hecho, ni en el Ayuntamiento de Arona se había recibido notificación al respecto. Esta medida solo puede ser recurrida por la vía judicial, cuestión a la que se ha mostrado dispuesto el regidor en sus escasos pronunciamientos públicos desde que se desató la crisis en el gobierno que preside. De hecho, no solo se ha negado a abandonar el Ayuntamiento, sino que su entorno valora como inviable la presentación de una moción de censura, algo con lo que discrepan sus opositores.

Con la expulsión de Mena, las direcciones nacional, regional e insular de los socialistas –que han actuado de forma coordinada– pretenden resolver la inestabilidad política instaurada en el tercer municipio de Tenerife, y el quinto de Canarias por población (tiene empadronados a más de 100.000 habitantes) y uno de los más relevantes desde la perspectiva económica, al ser una potencia turística mundial. 

La decisión de prescindir del político que le devolvió esta Alcaldía al PSOE una década después de perderla se produce ante lo que en el partido consideran su incapacidad para evitar la ruptura por la mitad del Grupo Municipal Socialista, que se escenifica pleno tras pleno desde el pasado septiembre. Mientras José Julián Mena cuenta con el respaldo de seis ediles (Raquel García, Francisco Marichal, Leopoldo Díaz, Ruth Alexandra, Julia Morales y José Alberto Delgado), Luis García dispone del apoyo de los otros seis (José Luis Gómez, Juan Sebastián Roque, Dácil León, Pura Martín, Elena Cabello y Yurena García). Un enfrentamiento que repercute en la gestión del Consistorio. Con la expulsión, la dirección socialista trata de cortar por lo sano.

Desde el mandato anterior

El origen de la desintegración del gobierno municipal de Arona data de finales del mandato anterior, cuando Mena se cuestionaba incluir o no a su concejal de Urbanismo en la candidatura, algo que finalmente hizo. Pero las diferencias aumentaron en el primer año del mandato actual, lo que llevó a Luis García a poner en conocimiento de sus compañeros de grupo y del regidor presuntas irregularidades y supuestas coacciones a empresarios y técnicos municipales, en las que, al parecer, vinculaba al abogado Felipe Campos y al asesor del alcalde, Nicolás Jorge, que mantiene la condición de investigado por los presuntos delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos por su gestión como concejal en Granadilla de Abona.

Por pérdida de confianza, Mena optó por destituir a García, quien retornó a su puesto de trabajo en el Ayuntamiento de Adeje y trasladó a la Fiscalía las supuestas irregularidades, dando lugar a la apertura de una investigación aún no resuelta. A partir de ahí, se acentúa la pérdida de control del Pleno por parte del alcalde aronero, se produce la destitución de la dirección de la Agrupación Local del PSOE, cuyo presidente, Agustín Marichal, se alinea con el regidor y se pronuncia contra el partido y algunos funcionarios municipales y se abre el expediente de expulsión, ahora resuelto.

Comunicado expulsión Mena-11-17 a las 11_Fotor

Nueve meses de enfrentamientos

9 de marzo. La reunión inicial

Luis García convoca una reunión a la que asiste todo el grupo de gobierno en la Casa de la Bodega y traslada su malestar por supuestas injerencias externas al Ayuntamiento en el área de Urbanismo, que él gestiona, y da a conocer dos minutos de una grabación para justificar su queja.

 

10 de marzo. Mena pide la dimisión

El alcalde le pide a García que dimita y accede a que le responda en 72 horas. El viernes, 13, el concejal le dice “no”.

 

28 de marzo. A la Fiscalía

García se comunica con la Fiscalía Provincial a través de un correo electrónico. El asunto queda pendiente por el confinamiento.

 

22 de junio. Mena destituye a García

El alcalde revoca las competencias de Urbanismo y Patrimonio Histórico a Luis García, “una vez que se han conocido un conjunto de actuaciones adoptadas que superan los límites de la confianza depositada en la gestión de cualquier edil”, señala el comunicado.

 

2 de julio. García acude al juzgado

El concejal destituido declara ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial y aporta documentos y grabaciones para exponer presuntas irregularidades. Se abre una investigación.

 

10 de julio. Les piden las actas

Las direcciones nacional, regional e insular piden las actas al alcalde y al concejal. Mena se niega y García la pone a disposición del partido.

 

1 de agosto. Cese de Marichal

El PSOE destituye al presidente de la agrupación local, Agustín Marichal, por las críticas a la dirección socialista y la acusación al presidente del Cabildo majorero, Blas Acosta (también del PSOE), de estar involucrado en “chanchullos” en Arona, y deciden crear una gestora.

 

12 de agosto. Comisión gestora

La responsabilidad de este órgano recae en David Pérez (presidente), Ermitas Moreira (vicepresidenta), Manuel Fumero, Marilena Domínguez, Isidora González y Cristo Dorta (vocales).

 

15 de septiembre. Expediente de expulsión

La Comisión Ejecutiva Federal incoa expedientes disciplinarios a Mena, García y Marichal y los suspende cautelarmente de militancia.

 

17 de octubre. Pliego de cargos

El PSOE remite a los afectados el pliego de cargos para que expongan sus reparos al expediente de expulsión abierto contra ellos. El plazo expiró el pasado 6 de noviembre y todos los afectados presentaron sus recursos.