Buscar
01:28h. domingo, 01 de noviembre de 2020

Águeda Fumero (PP), Antonio García Marichal (CC) y Francisco Niño (Cs), los grandes perdedores

José Julián Mena obtuvo la victoria más holgada de la historia de Arona

El gran vencedor de las pasadas elecciones en Arona fue el Partido Socialista, obtuvo 9.505 votos, lo que supone el 47,82 del total de papeletas escrutadas. Con estos resultados, el PSOE tendrá catorce concejales, la más amplia mayoría jamás alcanzada en Arona.

La candidatura del PSOE de Arona, la más votada de la historia
La candidatura del PSOE de Arona, la más votada de la historia

Arona se une así al club de los ayuntamientos socialistas con mayoría absoluta, junto con  Adeje y Guía de Isora, si Arona mantiene esta dinámica en los próximos años, emulará a estos ayuntamientos en los que la oposición prácticamente ha desaparecido o simplemente es residual.

Tendremos que remontarnos a las elecciones del año 1987, donde el PSOE de Manuel Barrios obtenía trece concejales, circunstancia que no volveríamos a ver hasta las dos mayorías absolutas que logró Coalición Canaria, con José Alberto González Reverón a la cabeza, en 2007 y nuevamente en 2011, con 13 ediles.

Por lo tanto, José Julián Mena puede presumir de que ostenta el récord de ser el primero e llegar a la barrera de catorce concejales electos en Arona.

Los grandes perdedores de estos comicios

Por otro lado, los grandes perdedores en estas elecciones fueron, Ágeda Fumero, del PP, Antonio García Marichal, CC Y Francisco Niño, de Ciudadanos.

Todos ellos hacían sus cábalas durante la campaña, y tenían la esperanza de obtener unos buenos resultados, para entre los tres poder desalojar a Mena de la alcaldía.

Pero se quedaron muy lejos de sus expectativas. Ágeda Fumero se presentaba por tercera vez, ya fue cabeza de lista con el PP en 2007 y 2015, y ahora ha obtenido su peor resultado con solo tres ediles, le critican que esté desaparecida durante toda la legislatura, para solo aparecer durante la campaña, así no se puede. El partido en Arona debería reflexionar y buscar otra opción que ilusione y con más tirón electoral.

Marichal, que venía con el aval de ser Consejero en el Cabildo, también se quedó corto, cuatro concejales; no se puede decir que él no hiciera una buena campaña, fue el que más se pateó todo el municipio. Pero Antonio también traía el Sambenito de haber formado parte del que por desgracia, pasará a la historia por ser el Gobierno más corrupto de la historia de Arona. 

Al bueno de Antonio no le queda otra que aguantar hasta la próxima cita electoral y pasar "cuatro largos años en el purgatorio de la oposición". 

Marichal agradeció el apoyo recibido por parte de sus votantes y ha manifestado que se quedará en Arona para fiscalizar al Gobierno de Mena.

El otro perdedor en liza en el Doctor Francisco Niño, que ya formó parte del ya mencionado Gobierno de CC y en el que accedió, no sin polémica, a la alcaldía por la obligada dimisión del alcalde Berto González, que actualmente cumple una condena de inhabilitación. 

Niño entró en esta campaña con un partido de nueva creación, ARAB Europeos por Canarias, y de buenas a primeras el Doctor, dejó de lado ese proyecto político para fichar como número uno con Ciudadanos, pero salió elegido solo él.

Para Niño será la primera vez en la que se sentará en la bancada de la oposición, por lo que será una nueva experiencia para él, si es que no dimite antes, se están haciendo apuesta a que Niño lo va a hacer muy pronto.