Buscar
04:54h. lunes, 28 de septiembre de 2020

Más de cinco mil alumnos de Arona inician las clases en un curso marcado por el covid-19


El alumnado de los doce Centros de Educación Infantil y Primaria (CEIP) de Arona, además del de las dos guarderías municipales, ha comenzado hoy las clases en un inicio de curso 2020/2021 que ha estado marcado por los protocolos de prevención de la pandemia por coronavirus. Los doce CEIP del municipio suman un total de 5.654 alumnos.

La principal incidencia en Arona ha sido la importante aglomeración de personas en las puertas de entrada de los centros educativos
La principal incidencia en Arona ha sido la importante aglomeración de personas en las puertas de entrada de los centros educativos

El comienzo de las clases ha contado con el apoyo, además de por los servicios públicos, que han realizado labores de limpieza y desinfección en días previos, por efectivos de la Policía Local y de Protección Civil, que ha sumado una treintena en los diferentes núcleos.

La principal incidencia registrada ha sido la aglomeración de personas a la entrada de los centros educativos, derivada del número de alumnos y de los propios protocolos de seguridad sanitaria, lo que ha llevado a cortar alguna vía, como la avenida Islas Canarias, en El Fraile, y a los agentes de la Policía Local a recordar la necesidad de guardar la distancia de seguridad, acción esta última que se repetirá en los próximos días para tratar de concienciar a quienes lleven al alumnado a los colegios.

Tanto el alcalde de Arona, José Julián Mena, como el subcomisario jefe de la Policía Local, David Oliva, así como técnicos municipales y de Protección Civil recorrieron centros en los que dieron inicio las clases para conocer la situación del dispositivo de seguridad desplegado.

El primero ha subrayado que “nos encontramos ante un inicio de curso atípico, marcado por la necesidad de contener la pandemia por coronavirus, lo cual nos ha llevado a seguir los protocolos marcados, protocolos que habrá que pulir en los próximos días para lograr que se produzca el menor número de incidencias posibles, garantizando en todo momento la seguridad sanitaria del conjunto de la comunidad educativa”.