Buscar
02:15h. Sábado, 20 de Octubre de 2018

Paco Acedo: “En Groenlandia dicen que cada año hay menos hielo y la vida es más difícil”

Si el Festival Arona Son Atlántico está detectando algo, mediante las diferentes actividades realizadas con expertos de todo el mundo en submarinismo, es que el cambio climático es dramáticamente real en el ámbito marino. 

La charla tendrá lugar mañana viernes, 12 de octubre, a las 18.30 horas, en el Centro Cultural de Los Cristianos, con la presentación del asesor del Festival, Sergio Hanquet
La charla tendrá lugar mañana viernes, 12 de octubre, a las 18.30 horas, en el Centro Cultural de Los Cristianos, con la presentación del asesor del Festival, Sergio Hanquet

Paco Acedo, experto en buceo bajo el hielo, que ofrecerá una conferencia mañana viernes en Arona, confirma cómo los inuits en Groenlandia, lugar al que acude con frecuencia, le aseguran “que cada año el hielo desaparece y se les complica la vida”, una lucha por la supervivencia que también afecta a las especies del Ártico. 

Este especialista, Premio Discovery Max, ofrecerá, con proyecciones audiovisuales incluidas, en la conferencia titulada Aventuras Polares en el Ártico y experiencia con las culturas caníbales de Papúa Nueva Guinea, sus vivencias como explorador de las aguas de remotas regiones del planeta, en el marco de Arona Son Atlántico, mañana viernes, 12 de octubre, a las 18.30 horas, en el Centro Cultural de Los Cristianos, con la presentación el fotógrafo documentalista de fauna marina y asesor de Arona Son Atlántico, Sergio Hanquet. 

 

Un paisaje que ‘calienta’ el alma

Aunque procede de Córdoba, a Paco Acedo le conquistó el buceo bajo hielo, pese a las bajas temperaturas para las que debe prepararse en las inmersiones. “El entorno tan remoto, que parece de otro planeta, y en el que apenas ha estado nadie, te calienta tanto por dentro que al final el frío no pesa tanto”. 

Sobre los posibles peligros que asume en las inmersiones, Acedo asegura que en entornos supuestamente controlados, puede ser más dañino vivir en la superficie atado a una rutina o a una vida que no nos llena. Es este, precisamente, uno de los mensajes que quiere hacer llegar en su charla en Arona: “animar a las personas a que dejen de ver  la Naturaleza en documentales de televisión y la disfruten, que estén más en contacto con ella”. Otro de los ejes de su conferencia será también el mensaje medioambiental y los efectos negativos del cambio climático, “que es una realidad porque ya hay gente que lo sufre en su día a día”. 

 

Papúa Nueva Guinea 

Otra de las experiencias que compartirá Acedo con los asistentes a su conferencia es la impactante convivencia que llevó a cabo con culturas caníbales en Papúa Nueva Guinea, un viaje que desaconseja el propio Ministerio de Asuntos Exteriores Español, en sus sugerencias en la web oficial, a los intrépidos viajeros que se planteen recorrer esta remota región del Pacífico Sur. El buceador acudió a estudiar los pecios de las aguas de esta zona, debido al “gran interés histórico que me suscitaba la cantidad de restos procedentes de la Segunda Guerra Mundial que convierten la zona en un auténtico museo submarino”. Para poder realizarlo de forma segura buscó a un guía local y terminó conviviendo con un grupo de pobladores de la zona en lo que resultó ser la primera experiencia de este tipo que alguien realizaba con ellos. 

De estas culturas caníbales (aunque esta práctica se supone erradicada desde hace unos años) le sorprendió que han conseguido mantenerse en estado salvaje, pero, sobre todo, “la curiosidad con la que te reciben, ellos desean que les cuentes historias para saber qué ocurre más allá de la selva”. 

 

Un cambio radical de vida

Paco Acedo trabajó durante años como músico profesional y llegó a residir en Nueva York, donde el ataque terrorista a las Torres Gemelas en 2001 transformó su visión de la vida. Aunque también desarrolló su carrera como maestro, finalmente Acedo decidió abandonarlo todo para iniciar una serie de aventuras que lo llevaron a explorar las regiones más remotas y a convertirse en explorador especialista en buceo bajo hielo. 

Con 41 años, ha podido disfrutar de la riqueza marina en zonas tan remotas como Groenlandia o Papúa Nueva Guinea. En el primer caso, también convivió con la población inuit, mientras que, en el segundo, pudo contactar con culturas caníbales, en una experiencia que el propio Ministerio de Asuntos Exteriores Español desaconseja, en sus sugerencias en la web oficial, a intrépidos viajeros que se planteen recorrer esta remota región del Pacífico Sur. 

 

Vuelta al mundo submarina

En 2010, realizó su primera Vuelta al Mundo Submarina, expedición que realizó en solitario y en la que llevó a cabo buceos en más de doce países, incluyendo la Antártida. 

Entre 2011 y 2012 completó el proyecto Testigos del deshielo, una nueva aventura en solitario que lo llevó a los fondos marinos de Groenlandia o Siberia. De este viaje surgió un documental en el que mostró la realidad de los últimos pobladores del Ártico ante el deshielo y los efectos del calentamiento gobal. 

Crossing the ice es el título de la expedición con la que cruzó el Mar Báltico, esquiando y buceando bajo el hielo en 2014, año en el que ganó el premio de Discovery Max llamado Born To Be Discovery

Desde el año 2013, y con el apoyo de la Sociedad Geográfica Española, dirige el proyecto Subpolar 90, ambiciosa expedición que pretende alcanzar, mediante el buceo, el eje de la tierra en el Polo Norte Geográfico y que combina deporte, buceo extremo y ciencia, con la protesta ante el cambio climático presente. 

 

Océanos y sostenibilidad

El Festival Arona Son Atlántico [www.sonatlanticofestival.com y @SonAtlantico], que coorganiza el Ayuntamiento de Arona [Cultura y Juventud] y cuenta con el patrocinio del Cabildo de Tenerife [Cultura, MedioAmbiente y Turismo de Tenerife], el Gobierno de Canarias [Canarias Cultura en Red] y la Fundación CajaCanarias, apuesta, desde su creación en 2014, por la conservación de los océanos y los cetáceos como nexo de un abanico de iniciativas relacionadas con el cine, las artes plásticas, exposiciones, música, conferencias, debates, talleres, experiencias en el mar, limpieza de playas, nuevas tecnologías, suelta de tortugas y pardelas, submarinismo y la entrega del Premio del Festival, que se desgranarán en las próximas fechas.

Arona, la sede principal del citado Festival, apuesta por la sostenibilidad y posee el sello Biosphere de Calidad Medioambiental del Instituto de Turismo Responsable [vinculado a la Unesco], con la finalidad de crear conciencia, entre la población, con especial interés por la juventud, y el turismo que visita la localidad costera, sobre los buenos hábitos y comportamientos a favor de la conservación de los océanos y las especies marinas más sensibles, que habitan dichas aguas, como una colonia de alrededor de 500 ballenas calderón y 250 delfines mulares.