Buscar
10:50h. lunes, 30 de noviembre de 2020

Sí se puede considera imprescindible priorizar los hospitales del norte y el sur de Tenerife

Sí se puede considera imprescindible priorizar la construcción y puesta en marcha de los hospitales del norte y el sur de Tenerife en la totalidad de sus servicios e infraestructuras y su puesta en marcha como servicio público esencial para la ciudadanía de la Isla.

La organización ecosocialista insiste en la urgencia de atender el clamor ciudadano por el cumplimiento de un derecho fundamental
La organización ecosocialista insiste en la urgencia de atender el clamor ciudadano por el cumplimiento de un derecho fundamental

Por este motivo, urge a las instituciones responsables, Gobierno de Canarias y Cabildo de Tenerife, a atender el clamor ciudadano por el cumplimiento de un derecho fundamental, como es el derecho a la protección de la salud, organizado y tutelado por los poderes públicos, tal como establece la Constitución. 

“Hay dos hospitales que urge poner en marcha en Tenerife desde hace muchos años y también en estos momentos tan difíciles: el hospital del norte y el hospital del sur y hay que hacerlo de verdad, sin operaciones mediáticas de maquillaje ni disimulos, hay que garantizar la prestación de un servicio público completo de atención sanitaria, incluidas las pruebas diagnósticas, las consultas médicas en todas las especialidades y la cirugía –exige Sí se puede a través de las declaraciones de su coportavoz en Arona, Loly Corrales–. No hacerlo es un agravio comparativo entre la ciudadanía residente en el área metropolitana y el resto de municipios de la Isla”. 

“Además, la construcción y puesta en funcionamiento de los hospitales públicos en el norte y el sur de Tenerife no solo repercute en un beneficio social para las personas residentes en estas zonas de la Isla, sino que representa un beneficio para el conjunto de Tenerife, porque contribuye de manera significativa en reducir la congestión de los hospitales universitarios de Canarias y La Candelaria, al restar la presión de demanda de la ciudadanía que hasta ahora se ve obligada a trasladarse hasta los centros hospitalarios ubicados en el área metropolitana”, añade Corrales, quien recuerda también que estos dos hospitales universitarios atienden a pacientes que requieren atención especial que no cubren los hospitales insulares de La Palma, La Gomera y El Hierro.

A juicio de Sí se puede, la creación de estos hospitales descentralizados para ofrecer atención sanitaria especializada a la población del norte y el sur de Tenerife debe también ir acompañado por inversiones en los servicios sociosanitarios y en las urgencias pediátricas, con pediatras de guardia activos las 24 horas del día los 365 días del año, una demanda que movilizó durante el mandato pasado a la ciudadanía del norte de Tenerife e Isla Baja y que ha sido un reclamo expresado durante décadas. 

Respecto al sur de Tenerife, Sí se puede llama la atención sobre que la población se ha duplicado en los últimos años y alcanza alrededor de 300.000 habitantes, en una explosión demográfica que no ha ido seguida de servicios e infraestructuras vitales para garantizar la calidad de vida y el disfrute de plenos derechos de todas las personas residentes. En el norte e Isla Baja, la organización ecosocialista destaca que décadas de lucha han reclamado este servicio público mientras la ciudadanía sigue padeciendo la decadencia del sistema público de salud en las largas listas de espera, en la precariedad de las infraestructuras, en la falta de ambulancias y, especialmente, en la falta de servicios especializados para atender a la población. 

“Lo que es intolerable en pleno siglo XXI y en medio de una pandemia como la que vivimos es que se condene a la población a continuar sometida a la disponibilidad de las escasas ambulancias y a mantenerse a unas distancias del servicio público de salud de hasta 100 kilómetros y más de una hora de duración mientras las políticas públicas en materia sanitaria hasta ahora se han mostrado incapaces de acabar con la fuerza del grupo de presión de la sanidad privada. Mientras los conciertos sanitarios absorben recursos públicos a favor de las clínicas privadas, los distintos Gobiernos de Canarias han retrasado sin fecha la construcción, dotación y puesta en funcionamiento de los hospitales mientras las empresas beneficiadas hacen caja con el sufrimiento de la ciudadanía”, subraya la portavoz.