Buscar
13:49h. miércoles, 12 de agosto de 2020

Sí se puede reprueba la gestión política del PSOE en el Ayuntamiento de Arona

Sí se puede reprueba la gestión política del PSOE en el Ayuntamiento de Arona. “Es doloroso ver como el PSOE en Arona es incapaz de gestionar el urbanismo con criterios de interés general, de sostenibilidad y de cohesión territorial, en definitiva, con la mirada puesta en mejorar la calidad de vida de todas las personas que vivimos en Arona y no a favor de los intereses empresariales de unos pocos”, asegura el portavoz de la organización en el municipio del sur de Tenerife, Julio Concepción, en referencia al enfrentamiento abierto por el alcalde, José Julián Mena, con varios concejales del grupo de gobierno del PSOE, que ha terminado con la destitución del concejal de Urbanismo, Luis García. 

Julio Concepción: “es doloroso comprobar que el PSOE es incapaz de gestionar el urbanismo con criterios de interés general, sostenibilidad y cohesión territorial”
Julio Concepción: “es doloroso comprobar que el PSOE es incapaz de gestionar el urbanismo con criterios de interés general, sostenibilidad y cohesión territorial”

Concepción recuerda que “no quedan muy lejos las condenas a Coalición Canaria por corrupción urbanística, los Planes Generales de Ordenación anulados judicialmente y ahora nos vemos frente a nuevas denuncias ante la Fiscalía Anticorrupción; es lamentable que el cambio político no haya supuesto un cambio de políticas”. 

El portavoz de Sí se puede en Arona se refiere a la actuación del concejal de Urbanismo cesado, que el pasado 28 de marzo entregó a la Fiscalía Anticorrupción pruebas de hechos de dudosa legalidad, entre las que se encontraba un audio grabado durante una reunión con empresarios en el que se abordaba la posibilidad de llevar a cabo una rectificación de suelo rústico a cambio de exigir unas cantidades de dinero, según ha informado recientemente el digital, Sol del Sur

Sí se puede destaca que esta situación ha creado un desconcierto social, así como una brecha entre el grupo de gobierno que ha trascendido a través de los medios de comunicación, con la posibilidad de una moción de censura para que los concejales socialistas escindidos junto a las derechas del municipio puedan dar un vuelco al gobierno municipal de Arona, a favor de otros intereses empresariales. 

“Nos queda claro que lo que divide a un sector socialista de otro no es trabajar por el interés general del pueblo de Arona, sino arrimarse a los intereses urbanísticos de uno u otro sector empresarial para seguir dando pelotazos y haciendo negocios a costa del bienestar de todas. Es una vergüenza y un despropósito”, afirma Concepción. 

Al respecto, el portavoz cita como ejemplo de la continuidad de una política urbanística depredadora del territorio el que el gobierno municipal haya rechazado la moción para la protección de los Llanos de Chayofa, impulsada por Sí se puede para frenar la propuesta urbanística que destruiría el suelo rústico de esa zona, y que fue defendida en el pleno de este mes de junio por la coalición Sí Podemos Arona, de la que la organización ecosocialista forma parte. A su juicio, “este rechazo de nuestra propuesta por parte del PSOE revela la incapacidad de este partido para sacar a Arona del círculo vicioso del turismo depredador y la construcción desmedida; una nueva normalidad que se parece a la vieja normalidad”.

Sí se puede llama la atención sobre que el grupo que en la actualidad gobierna Arona, bajo la dirección de Mena, fue el sector que ganó el pulso por el poder en la asamblea local de su partido a los militantes que denunciaron ante la Fiscalía Anticorrupción una de las mayores tramas de corrupción urbanística de la historia de Tenerife. Esta denuncia dio pie al denominado “Caso Arona”, en el que se descubrió el reparto de más de 200 licencias urbanísticas contrarias a la ley, es decir, que se concedieron pasando por encima del criterio de técnicos y servicios jurídicos municipales, todo ello, entre 2003 y 2007. El caso concluyó con la condena al exalcalde José Alberto González Reverón (CC) a 17 años de inhabilitación para cargo público y al que fuera concejal de Urbanismo, Félix Sierra (PP), a dos años y medio de prisión.

“El PSOE aprovechó en Arona las movilizaciones anticorrupción convocadas por diferentes movimientos sociales y políticos, entre los que participó Sí se puede, entre las que destaca la manifestación que recorrió las calles de Los Cristianos el 29 de octubre de 2011, que fue histórica en el municipio. El partido que ahora gobierna en Arona no participó ni secundó esta movilización, pero fue capaz de aprovechar el descontento social que lo llevó a obtener la mayoría absoluta de la que por ahora disfruta. Parece increíble que no hayamos aprendido nada”, lamenta Concepción.

Sí se puede exige al PSOE que “se comporte como un partido progresista y que dé síntomas de ello, que actúe con respeto a las más 9.500 personas que han depositado su voto y confianza en un cambio para dejar atrás para siempre la sombra de la corrupción urbanística y empecemos a trabajar sobre el bien común y la calidad de vida de toda la vecindad”, enfatiza el portavoz.