Buscar
08:20h. martes, 11 de agosto de 2020

Sí se puede se reúne con la Asociación Aulaga de El Palmar, en Arona

La asamblea local de Sí se puede en Arona mantuvo el pasado viernes, 3 de julio, una reunión con las personas residentes en El Palmar, integrantes de la asociación vecinal Aulaga.

La organización comparte con el colectivo vecinal el abandono político de la zona
La organización comparte con el colectivo vecinal el abandono político de la zona

El encuentro con las vecinas forma parte de la agenda de reuniones que esta asociación ha programado con los distintos grupos políticos que conforman la corporación municipal, con el fin de trasladarles sus demandas y necesidades. 

“El Palmar es un buen ejemplo de urbanismo especulativo que ha planificado el suelo en función de los intereses de sus propietarios y de los constructores, sin tener en cuenta a la ciudadanía; por eso no se ha reservado suelo para equipamientos públicos y recursos para el uso y disfrute la población residente”, señala la coportavoz de la asamblea local de Sí se puede en Arona, Loly Corrales Salguero.

El Palmar es un núcleo de población que tiene su origen en una urbanización turística. En la actualidad, alberga a más de 3.300 habitantes, un crecimiento demográfico que no se ha traducido en servicios básicos e infraestructuras acordes a un municipio como Arona, que es la locomotora económica de la Isla de Tenerife. 

Las declaraciones de Corrales Salguero son la conclusión de Sí se puede sobre las quejas expresadas por las vecinas respecto a la falta de espacios públicos para el encuentro de la ciudadanía, como pueden ser un centro cívico polivalente, un parque y espacios para practicar deporte. Estas carencias son algunas de las principales cuestiones que las integrantes de la asociación trasladaron a Sí se puede. 

La Asociación Aulaga destacó también la importancia que tiene para las personas residentes en este núcleo poblacional su incorporación a la programación cultural y deportiva que desarrolla el Ayuntamiento de Arona en el municipio, de forma que queden atendidos los derechos al ocio y a la cultura de la infancia, así como de personas jóvenes y mayores.  

El colectivo expresó la necesidad de que el ayuntamiento planifique en un tiempo razonable la creación de un centro cívico polivalente. En lo que se espera por él, las integrantes de Aulaga proponen que, como se hace en otros pueblos, se impulse lo antes posible un acuerdo entre el ayuntamiento y algún propietario privado para alquilar un local, que sirva de espacio comunitario para dinamizar el barrio y así fortalecer el tejido social y promover un ocio creativo y saludable entre la población residente. 

Respecto a las demandas de la población residente en esta urbanización destaca además la mejora del transporte público para la población residente, una de las cuestiones que se suma a las dificultades anteriormente expuestas. Del encuentro con las integrantes de Aulaga se concluye que los horarios del servicio de TITSA son muy limitados, además de ser deficitaria la conexión entre los distintos núcleos poblaciones.

Las integrantes de la asociación hicieron también hincapié en la necesidad de conservar y ampliar la Reserva Natural Especial del Malpaís de Rasca, limítrofe con El Palmar, que en la actualidad es uno de los pocos espacios naturales que se conservan en el sur de Tenerife, dotado de un alto valor ecológico, cultural y etnográfico; de manera que se preserven estos valores de la depredación urbanística para que sean disfrutados por las próximas generaciones.