Buscar
06:46h. Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

El 50% de los contratos a personas con discapacidad se han realizado en Tenerife Sur, solo el 6% fueron contratos fijos

El Cabildo, a través de la Sociedad Insular para la Promoción de las Personas con Discapacidad (Sinpromi), ha facilitado en el primer semestre de este año la formalización de un total de 253 contratos para personas con discapacidad, lo que supone un incremento del 3,68% en relación al primer semestre de 2016.

Los datos, comparativos con el mismo período 2016, revelan el peso del sector turístico del Sur como fuente de inserción
Los datos, comparativos con el mismo período 2016, revelan el peso del sector turístico del Sur como fuente de inserción

Del total de los contratos, 114 beneficiaron a personas con discapacidad física y sensorial, 38 contratos, a personas con discapacidad intelectual y 101 contratos, a personas con problemas de salud mental. 

La consejera de Acción Social y vicepresidenta de Sinpromi, Coromoto Yanes, mostró su satisfacción por estos resultados y recordó que Sinpromi es una entidad pionera en la aplicación de diferentes metodologías de empleo específicas, para atender las necesidades de las personas con discapacidad y apoyar su incorporación al mercado ordinario de trabajo. Yanes recordó que el empleo constituye "una de las herramientas más eficaces para lograr la verdadera integración de estas personas".

Sinpromi trabaja colaborando con los demandantes de empleo en la búsqueda de un puesto de trabajo, siendo éstos los auténticos protagonistas de su proceso de inclusión. Para ello, proporciona herramientas informativas, formativas y de orientación profesional, que mejoran su empleabilidad y la búsqueda exitosa de un puesto de trabajo. Asimismo  se desarrolla una continua labor con las empresas, tratando de concienciar sobre el talento que aporta el trabajador con discapacidad y reforzando el valor estratégico de la diversidad de la plantilla, en la gestión de la responsabilidad social empresarial.

La mayor proporción de contratos formalizados este año proceden del sector servicios y hostelería, siendo los puestos de trabajo más demandados los de ayudante de camarero, ayudante de cocina y limpieza. El resto de las contrataciones efectuadas en este primer semestre se realizaron en puestos de conductores, dependientes, auxiliar administrativo, expendedor de gasolina, peón forestal, agente de aparcamiento, jardinero, conserje, lavandería, mantenimiento y platero, entre otros. 

Casi la mitad de las contrataciones se han realizado en el sector turístico del sur de la Isla, frente a la zona norte y zona metropolitana. Cabe destacar que de los 253 contratos formalizados en el primer semestre de este año, 239 tienen carácter temporal frente a 14 fijos, lo que en términos porcentuales representa un 94% de temporales frente a un 6% de contratos fijos.

Por otro lado, a lo largo del año 2017, se ha dado un mayor número de contratos en hombres que en mujeres. Concretamente, se ha contratado un 60% de hombres, frente a un 40% de mujeres. Asimismo, el Área de Empleo de Sinpromi ha atendido en los seis primeros meses del año a 990 personas, en sus oficinas de Santa Cruz, La Orotava y Arona, recibiendo ofertas de empleo de 286 empresas. 

Metodologías como el Empleo con Apoyo se han revelado como procedimientos eficaces para la inclusión laboral en el empleo ordinario de personas con discapacidad intelectual. La figura del preparador laboral acompaña a la persona, proporcionando el entrenamiento en las habilidades y tareas propias del puesto.  A medida que se consiguen los objetivos, se retira este apoyo diario y se sustituye por los naturales dentro de la empresa.  

En cuanto a la inserción laboral de personas con discapacidad por problemas de salud mental, el grupo de psicólogos que forman los Equipos de Apoyo Individualizados al Empleo de Sinpromi (EAIE), recurso establecido dentro del Plan Insular de Rehabilitación Psicosocial,  trabajan en red con los servicios sanitarios de salud mental para la integración al trabajo, proporcionando un apoyo constante antes y después de su incorporación laboral.