Buscar
01:32h. Martes, 19 de Marzo de 2019

Aprobada la propuesta de Podemos para proteger los bienes de la arquitectura popular en el medio rural

La consejera insular del grupo de Podemos en el Cabildo de Tenerife, Paqui Rivero, ha expresado la satisfacción de su partido tras aprobarse, de forma unánime, la propuesta de resolución de la formación morada para la protección de la arquitectura popular en el medio rural de la Isla de Tenerife. 

 

Paqui Rivero: “Es necesario inventariar estos bienes, a día de hoy no protegidos ni catalogados pese a su importancia etnográfica y paisajística”
Paqui Rivero: “Es necesario inventariar estos bienes, a día de hoy no protegidos ni catalogados pese a su importancia etnográfica y paisajística”

Rivero ha explicado que dicha propuesta “surge a raíz del grave problema que suponen los bienes de la arquitectura popular canaria en el medio rural que no se hallan protegidas ni catalogadas, pese a sus valores etnográficos y paisajísticos, una realidad constatada por las personas responsables del Área de Patrimonio del Cabildo y la propia Consejera de Patrimonio en distintas manifestaciones públicas”. 

Para solucionar la problemática de todos los inmuebles que se encuentren en esta situación es imprescindible que, tal como se aprobó, el Cabildo conjuntamente con los Ayuntamientos, realice “el Inventario de los Bienes de la Arquitectura Popular en el medio rural de Tenerife de modo que se pueda garantizar su protección legal”. 

Asimismo esta línea de actuación debería estar acompañada, tal como se acordó, de la solicitud de ayuda del Gobierno de Canarias, en cuanto a dotación de medios materiales y humanos, medidas fiscales e incentivos como ayudas a la rehabilitación y restauración de dichas viviendas y otros elementos de la arquitectura popular”.

La consejera del grupo de Podemos resalta la importancia de este acuerdo, ya que gran parte de la arquitectura popular de nuestro medio rural que no está catalogada, “se enfrenta diariamente a una serie de desafíos que, inevitablemente, abocan a la desaparición de tan valioso patrimonio histórico y cultural, tales como el abandono y consecuente deterioro de las edificaciones, las incorrectas rehabilitaciones o la progresiva construcción de nuevas obras que no respetan los entornos rurales y naturales con valor etnográfico y paisajístico”.