Buscar
01:40h. Lunes, 14 de octubre de 2019

Aprobada una propuesta de PSOE, PP y Sí Podemos que insta a “despolitizar y mejorar” el programa Ansina

El grupo de gobierno del Cabildo de Tenerife apoya rotundamente la continuidad del programa Ansina, una iniciativa de más de 30 años de historia que trabaja con  las personas mayores de la isla.

El documento refleja la “necesidad de una renovación que lleve a este proyecto a ser algo más que una oferta de ocio y tiempo libre y se convierta en un instrumento de la mejora de calidad de vida de los mayores”
El documento refleja la “necesidad de una renovación que lleve a este proyecto a ser algo más que una oferta de ocio y tiempo libre y se convierta en un instrumento de la mejora de calidad de vida de los mayores”

En el pleno insular de hoy, los grupos PSOE, Partido Popular y Sí Podemos han elevado una enmienda a la totalidad de una moción del grupo nacionalista de Coalición Canaria-PNC en “defensa del programa Ansina y de la estabilidad laboral de los profesionales que lo desarrollan”, ya que los tres grupos han considerado que este proyecto debe evolucionar y someterse a un cambio profundo de modelo de gestión.     

La propuesta, aprobada por unanimidad, y que enmienda una moción de CC y PNC, de todos los grupos del pleno, pide, además que los empleos convocados para este programa, a futuro, sean convocados “con transparencia y objetividad. Y que garantice el cumplimiento de los convenios colectivos de los trabajadores que sean de aplicación y, en cualquier caso, que se garantice la calidad del empleo en el sector público insular”.

La evolución del programa Ansina, que cuenta con más de treinta años de historia, debe hacerse  de modo que, además de un programa de ocio y tiempo libre, sea  un instrumento de fomento de la calidad de vida, de la prevención y de políticas complementarias a las asistenciales. Siendo una herramienta que permita el envejecimiento activo, lucha contra la soledad, y el fomento de la autonomía personal entre otras cuestiones. Además, es prioritario “establecer procesos participativos” en los que se tenga en cuenta la voz de los mayores, los y las profesionales, las instituciones afectadas y otros colectivos intervengan de forma activa en su diseño.

El texto de la propuesta incluye además una petición clara al gobierno insular, indicando que  “se trabaje por planificar de forma coherente, y acorde a las necesidades de nuestros mayores, los presupuestos del programa que eviten la improvisación, el derroche y la mala gestión del dinero público”, extremos que los tres grupos firmantes perciben en el análisis de los treinta años de existencia de este programa. 

La conclusión, rubricada en la aprobación por unanimidad del pleno, la resumió la consejera de Acción Social, Participación Ciudadana y Diversidad cuando afirmó que “esta enmienda se presenta solamente por el respeto que merecen nuestros mayores”, y felicitó a todos los grupos por votar a favor de la misma haciendo especial hincapié en que “ahora hay que trabajar juntos para despolitizar Ansina, e ir, incluso, más allá de esta enmienda y sobrepasar el ‘decir’ y orientarnos al ‘hacer’. Con ello sería deseable poder encontrarnos en el camino en el que todas y todas podamos aplaudir los trabajos de Ansina y no tengamos que estar echándonos en cara acciones censurables en un asunto tan delicado como el cuidado y dinamización de nuestras personas mayores”.