Buscar
10:43h. Jueves, 19 de Julio de 2018

El Cabildo construye la primera fase de la depuradora de Los Roques de Fasnia, por más de 1 millón de euros

El Cabildo, a través del Consejo Insular de Aguas de Tenerife, lleva a cabo las obras de construcción de la primera fase de la Estación Depuradora de Aguas Residuales, EDAR, de Los Roques de Fasnia, una arqueta de impulsión y las conducciones de transporte, baja tensión y telecontrol que conectan ambas instalaciones.

El consejero insular de Aguas, Manuel Martínez, destacó la modernización de los sistemas “para solucionar los graves problemas de vertidos que existen y para mejorar la calidad de las aguas de baño”
El consejero insular de Aguas, Manuel Martínez, destacó la modernización de los sistemas “para solucionar los graves problemas de vertidos que existen y para mejorar la calidad de las aguas de baño”

Estas actuaciones, que suponen una inversión que supera el millón de euros y tienen un plazo de realización de 10 meses, persiguen que el sistema de saneamiento de este municipio ofrezca una respuesta adecuada a la normativa existente.

El consejero insular de Aguas, Manuel Martínez, se trasladó recientemente hasta la zona en donde se realiza la construcción, en compañía del alcalde de la localidad, Damián Pérez.  Así, explicó que “tanto la estación depuradora como la arqueta de impulsión, contarán con modernos sistemas de desodorización para evitar afecciones a la población cercana”. De igual modo, en el transcurso de su visita indicó que estos trabajos “forman parte de las acciones que estamos llevando a cabo para solucionar los graves problemas de vertidos que existen y para mejorar la calidad de las aguas de baño”.

Por su parte, el alcalde, Damián Pérez, afirmó que “con esta obra se da respuesta a una demanda de la ciudadanía del núcleo de Los Roques, que está preocupada porque desde las administraciones se mejore el respeto ambiental tanto en el medio marítimo como en el terrestre”. 

El diseño de la nueva depuradora está encaminado a conseguir unos niveles de depuración tales, que el impacto ambiental y sanitario del vertido sea mínimo; diseñar un sistema robusto y fiable; aplicar las tecnologías más adecuadas para el transporte y tratamiento de dichas aguas; e integrar las instalaciones dentro del entorno (minimizando el impacto en el territorio y las molestias a la población). Se realizará, también, una correcta distribución de los elementos de la EDAR y de las arquetas de Impulsión de aguas residuales.

Para reducir su impacto visual y adaptarse a la forma y superficie de la parcela, se concibe una infraestructura semienterrada, formada por un único edificio que dispondrá de salas para cuadros eléctricos, grupo electrógeno, pretratamiento, tratamiento biológico, tratamiento de fangos y desodorización. De igual modo, se conjugan en ella los criterios de funcionalidad, economía, estética y respeto al medio ambiente. Así, el tratamiento biológico diseñado consiste en un proceso de fangos activados por aireación prolongada en baja carga, con nitrificación-desnitrificación y estabilización simultánea de fangos. 

Dentro de esta primera fase se incluye la ejecución de la arqueta de impulsión nº1, cuya finalidad será la de recoger e impulsar hasta la EDAR las aguas residuales generadas en el Plan Parcial Los Roques. Esta arqueta, que estará ubicada al norte, constará de cinco salas para albergar la reja de desbaste manual, los equipos de bombeo, el grupo electrógeno de emergencia, el equipo de desodorización y los cuadros eléctricos de alimentación y de telecontrol y telemando.