Buscar
06:01h. martes, 20 de abril de 2021

El Cabildo destina 6 millones a 41 proyectos para modernizar la gestión y agilizar trámites

El Consejo de Gobierno del Cabildo de Tenerife ha aprobado el Plan Anual de Actuaciones del Plan de Modernización para 2021, que cuenta con un presupuesto de 6,2 millones de euros y que prevé acciones específicas para en un total de 41 proyectos y 11 subproyectos que se llevarán a cabo a lo largo del año.

Plan Anual Modernizacion_Fotor
La consejera de Presidencia, Hacienda y Modernización y vicepresidenta segunda del Cabildo, Berta Pérez, informa de que el plan de actuaciones para este año pone el foco en los objetivos de mejorar la calidad de los servicios públicos

La consejera insular de Presidencia, Hacienda y Modernización y vicepresidenta segunda, Berta Pérez destaca que todas las acciones se orientan a dar un avance importante a los objetivos de mejorar la calidad de los servicios públicos, reducir tiempos de tramitación y cargas administrativas y hacer más transparente la gestión de la corporación insular. 

Berta Pérez indica, además, que “buena parte de la dotación presupuestaria de este año, 3,2 millones de euros, se va a destinar a financiar medidas de impulso a la administración electrónica y a la cooperación interadministrativa, que centraremos en los ayuntamientos y, especialmente, en los municipios con mayor necesidad de apoyo del Cabildo, que son los de menos de 20.000 habitantes”. 

No obstante, la consejera apunta que “tenemos acciones previstas para 41 de los 47 proyectos de los que consta el Plan de Modernización 2020-2023, es decir, que este año se va a actuar en la gran mayoría de ellos y en las 8 líneas de actuación del Plan”. Además, añade que “cada una de las actuaciones previstas cuenta con indicadores de evaluación, que medirán cuantitativamente los resultados, con lo que vamos a poder conocer al detalle el grado de avance en cada proyecto, algo que es fundamental y es especialmente importante para este equipo, para poder dar cuenta del cumplimiento de los objetivos con datos”. 

La consejera recuerda la apuesta del equipo de gobierno “por la mejora clara de los servicios públicos que presta el Cabildo y ello pasa por  impulsar la modernización, la racionalización y la transformación digital, promoviendo un modelo de administración más eficaz, eficiente y cercana, con la que la ciudadanía, autónomos, empresas y otras administraciones puedan relacionarse con comodidad, sencillez y seguridad jurídica, tanto presencial como telemáticamente”. 

Entre otras cuestiones, se va a mejorar el servicio de atención a la ciudadanía y se avanzará hacía una ciudadanía digital mediante la formación, se simplificarán procedimientos administrativos y se avanzará en su gestión electrónica, se dará un fuerte impulso a la ciberseguridad, se profundizará en la mejora de la transparencia a través de los datos abiertos y la reutilización de activos y se mejorará la norma que regula la ética pública y el buen gobierno. 

Mejora de la accesibilidad y Dirección Participativa por Objetivos 

Por su parte, el director insular de Modernización, Daniel González, explica que en el Consejo de Gobierno se aprobaron también las modificaciones del Plan, “con la inclusión de varios proyectos nuevos, como la  mejora de la accesibilidad de los portales de internet y las aplicaciones para móviles, de tal forma que se garantice el derecho de todas las personas a la información y los servicios electrónicos.  

Asimismo, se aprobó la puesta en marcha del proyecto denominado Laboratorio de Innovación Pública de Tenerife, que pretende desarrollar soluciones innovadoras a problemas complejos con la participación de todos los afectados.  Este laboratorio estará integrado por personal del Cabildo de Tenerife, personal de los ayuntamientos y otras entidades, y contará con el apoyo del Laboratorio de Innovación Social de la Universidad de La Laguna”.

El proyecto de Planificación Estratégica de la Gestión de Recursos Humanos, área que está a cargo de la directora insular Lidia Pereira, pretende dotar al Cabildo del equipo humano adecuado para prestar unos servicios públicos de calidad, sobre la base de la motivación del personal, reforzando la profesionalización técnica de la organización, especialización, carrera profesional, responsabilidad y ética.  

Además, se ha incluido la Dirección Participativa por Objetivos, que va a implicar una importante transformación cultural de la organización, para que todo el personal trabaje en base a unos objetivos comunes con el fin de mejorar la eficiencia, un proyecto que está muy vinculado al teletrabajo.