Buscar
22:18h. Viernes, 21 de Septiembre de 2018

El Cabildo elabora un estudio para mejorar la conectividad ecológica del territorio

El Cabildo ha elaborado un estudio sobre los corredores ecológicos de Tenerife con el objetivo de asegurar la funcionalidad de las áreas protegidas y dar coherencia a la Red Natura 2000 de la Isla, en cumplimiento de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. 

El consejero insular de Política Territorial, Miguel Ángel Pérez, presentó un documento con los corredores ecológicos de Tenerife a los grupos políticos de la Corporación
El consejero insular de Política Territorial, Miguel Ángel Pérez, presentó un documento con los corredores ecológicos de Tenerife a los grupos políticos de la Corporación

En este sentido, el consejero insular de Política Territorial, Miguel Ángel Pérez, ha presentado este documento ante todos los grupos políticos de esta Corporación, “cuyo fin último es caracterizar y diseñar  una red que mejore la conectividad ecológica del territorio”. 

Miguel Ángel Pérez explica que “llamamos corredores ecológicos a aquellos territorios que conectan espacios naturales de singular relevancia para la flora o fauna silvestres y permiten, entre otros procesos, el desplazamiento de las especies entre diferentes áreas de territorio favorable. Ello lleva aparejado el consecuente intercambio genético entre sus poblaciones, de forma que, desde una perspectiva estratégica de sostenibilidad, dichos territorios pueden contribuir, además, a la conservación de otros recursos y de los valores sociales y socioeconómicos”.

El estudio ‘Caracterización de la red de corredores ecológicos de Tenerife’, promovido por el Cabildo, bajo la dirección técnica y la supervisión del Área de Política Territorial, “viene a responder a las nuevas directrices legales – afirma Miguel Ángel Pérez- que obligan a las administraciones a mejorar la conectividad ecológica del territorio, particularmente entre los espacios protegidos de la Red Natura 2000 y entre aquellos espacios naturales de singular relevancia para la biodiversidad”.

“Tenemos en nuestras manos –añade el consejero- una magnífica herramienta estratégica de información para gestores, ciudadanos y administraciones, y ello supone una fuente de recursos científicos, educativos, culturales y turísticos inigualable,  además de un instrumento para la toma de decisiones relativas a la ordenación territorial y la regulación de usos”.

Miguel Ángel  Pérez destaca que “este nuevo marco legal otorga un papel importante a los barrancos, los caminos reales, las coladas volcánicas y otros elementos del territorio, lineales y continuos, que actúan como puntos de enlace, con independencia de que tengan la condición de espacios naturales protegidos”.