Buscar
07:14h. jueves, 02 de julio de 2020

El Cabildo procede a la demolición del refugio de montañeros de Ucanca

El Cabildo de Tenerife a través de la oficina de gestión del Parque Nacional del Teide, que depende del área de Gestión de Medio Natural y seguridad, cuya consejera es Isabel García, ha comenzado, hoy lunes 29 de julio los trabajos de demolición de la caseta de Obras Públicas y el refugio de Montañeros situado en el Llano de Ucanca, en el Parque Nacional.

 

La consejera de Medio Natural y seguridad, Isabel García, indicó que “los trabajos los realizará la empresa pública Gesplan y cuentan con un presupuesto de más de 150.000 euros
La consejera de Medio Natural y seguridad, Isabel García, indicó que “los trabajos los realizará la empresa pública Gesplan y cuentan con un presupuesto de más de 150.000 euros

“Hemos puesto en marcha estos trabajos para demoler una instalación obsoleta ya y que no aportaba nada a la gestión del Parque. Los montañeros han sido reubicados en otra construcción en el Portillo Alto y con esto eliminaremos del paisaje del Parque Nacional una infraestructura innecesaria”, ha indicado la consejera Isabel García, quien ha añadido que “desde la gestión de los espacios naturales, y en concreto desde este que ostenta la máxima categoría de protección, se trabaja por mantener los territorios de la manera más natural posible, y por ello se estudia siempre la eliminación de infraestructuras que en otros tiempos se han construido y ya no se usen, eliminando así el impacto paisajístico que puedan generar”.

20200629_cabtf_demolición_refugio_teide_04_Fotor

“Agradecemos la disponibilidad del Grupo Montañero de Tenerife, quienes eran los usuarios de este albergue y con quienes hemos firmado la cesión de otro inmueble en el Portillo, que sí cumple con los requisitos medioambientales, esta nueva ubicación mejorará el servicio del albergue que ofrecen a los montañeros”, dijo la consejera.

“Se trata de un edificio que tiene un valor más emocional que operativo”, indicó el director del Parque Nacional, Manuel Durbán, quien añadió que “los trabajos se extenderán unos tres meses y atenderán a devolver este espacio a su medio natural, asimismo se revisará la construcción del muro lindante con la carretera general para respetar la pendiente de la misma y protegerla de posibles avenidas de agua”.

Estos trabajos fueron adjudicados a la empresa pública Gesplan y cuentan con un presupuesto de más de 150 mil euros. Los trabajos objeto del encargo consisten en la demolición de la antigua edificación que sirvió en su momento como caseta de obras públicas para los peones camineros que intervinieron en la construcción de la carretera tf-21 alrededor de los años 40, cesando su uso en aquel momento. Actualmente se utilizaba como pequeño almacén de herramientas y como albergue de montañeros. El proyecto define todas las actuaciones a ejecutar para la demolición completa de la edificación y restauración de su entorno.