Buscar
14:01h. Lunes, 16 de diciembre de 2019

Cabildo y la Universidad impulsan la participación para mejorar la convivencia entre diferentes culturas en la Isla

Juntos En la misma dirección, iniciativa desarrollada por el Cabildo y por la Universidad de La Laguna a través de su Fundación General y el Observatorio de la Inmigración de Tenerife, está impulsando un proceso participativo que desembocará en la elaboración de un Marco Estratégico para la Convivencia en la Diversidad de Tenerife.

La estrategia Juntos En la misma dirección prepara un documento que recoja las aportaciones de diversos grupos y colectivos y fortalezca la relación intercultural
La estrategia Juntos En la misma dirección prepara un documento que recoja las aportaciones de diversos grupos y colectivos y fortalezca la relación intercultural

Un documento que pretende servir como referencia y guía para las personas, entidades y administraciones locales interesadas en trabajar por la mejora de la convivencia en la Isla entre diferentes culturas.

Tras las aportaciones recogidas a lo largo de varios meses en el seno de la red de trabajo de Juntos En la misma dirección, el proceso de elaboración de este marco estratégico se está llevando a diferentes sectores económicos y sociales de la Isla para que personas de ámbitos muy variados puedan aportar su visión sobre la convivencia con el fin de realizar un diagnóstico lo más amplio posible que sirva de base al posterior trabajo de redacción

Este proceso, que se inició a finales de 2016, tuvo una primera fase en la que se recogieron aportaciones dentro de la red de trabajo de Juntos En la misma dirección, y una segunda fase, que se está desarrollando actualmente, que ha llevado a esta estrategia a entrar en contacto con sectores económicos y sociales a los que no se había llegado anteriormente para recoger sus aportaciones y puntos de vista sobre la convivencia en la Isla, en diferentes encuentros participativos. La tercera fase, una vez terminada esta etapa de diagnóstico, será la redacción final del documento con todas las aportaciones obtenidas en el proceso, incluyendo propuestas y líneas de actuación que contribuyan a mejorar la convivencia intercultural.

Poner en valor la diversidad

El vicepresidente socioeconómico del Cabildo, Efraín Medina, destaca que “este proceso nos va a permitir traspasar los cristales de la pecera para salir a mar abierto y hacer crecer los límites del trabajo por la convivencia en la diversidad en la isla de Tenerife”. Añade que, “este documento será de gran importancia no solo por su contenido, sino por su proceso de elaboración y porque su objetivo es poner en valor tanto la propia diversidad cultural, como las diversidades religiosa, funcional, sexual y de cualquier tipo”.

Por su parte, el vicerrector de Relaciones con la Sociedad de la Universidad de La Laguna, Francisco García, asegura que “estamos construyendo un documento que va a resultar muy valioso para cualquier administración o entidad que quiera empezar a realizar acciones enfocadas a fomentar la convivencia en la diversidad, una labor que, antes o después, tendremos que hacer desde todos los ámbitos, porque no podemos negar el hecho de que vivimos en sociedades multiculturales y debemos sumar para aprovechar todo lo bueno que eso nos aporta y que esa convivencia sea positiva para todas las personas”.

El proceso de elaboración de este Marco Estratégico para la Convivencia en la Diversidad de Tenerife comenzó recogiendo aportaciones en las principales actividades de Juntos En la misma dirección sobre cómo debería ser ese futuro documento y su proceso de elaboración, y continuó en varios encuentros específicos entre el equipo técnico y personas de la red de trabajo, con el acompañamiento de José Álamo Candelaria, integrante de Imedes y coordinador nacional del proyecto Intervención Comunitaria Intercultural, impulsado por la Obra Social la Caixa, que cuenta con amplia experiencia en este tipo de planificaciones.

En estos encuentros se dio forma a la estratega a seguir para acercar esta labor a otros sectores económicos y sociales, a los que, hasta el momento, no se había enfocado el trabajo de gestión de la diversidad. De este modo, durante estos meses se han realizado encuentros participativos, reuniones o entrevistas con personas relacionadas con sectores como el sociosanitario, el empleo, la educación o la vivienda, con personas relacionadas con el asociacionismo o con sectores de población como la juventud, la infancia o las personas mayores.

Por el momento, esta fase de acercamiento a otros ámbitos sociales ha llevado a participar en el proceso a más de 150 personas ajenas a la red de Juntos En la misma dirección y a 22 colectivos diferentes. En las próximas semanas se llevarán a cabo nuevos espacios de recogida de información en ámbitos como la cultura, la religión, la diversidad funcional y en comunidades como la gitana, por ejemplo. En estos talleres se realizan dinámicas en las que se busca la opinión de las personas participantes sobre situaciones que hayan percibido en su entorno en las que hayan detectado momentos o espacios de convivencia, coexistencia u hostilidad entre personas de diferentes culturas.

José Álamo, coordinador nacional del proyecto Intervención Comunitaria Intercultural y que está apoyando este proceso a nivel metodológico, explica que “estamos en la fase más interesante y rica, que consiste en provocar espacios y encuentros, relaciones con colectivos de diferentes ámbitos y recoger información. Es un proceso de recogida de información en el que queremos contar con la mayor representatividad posible de colectivos, diversidades y municipios. Después llegará el momento de encerrarnos con toda esa información recogida, analizarla, cruzar información, ver legislación, ver estudios y sacar un documento para devolverlo a esos colectivos y personas que han participado, a la sociedad en general, para que realice sus últimas aportaciones para el documento final”.