Buscar
20:01h. Lunes, 17 de Junio de 2019

"Está costando revocar el nombramiento de Franco como Hijo Adoptivo de Tenerife"

El grupo insular de Podemos ha dejado sobre la mesa del pleno del Cabildo de Tenerife una vez más su moción sobre recuperación de la Memoria Histórica para intentar acercar posturas y alcanzar el consenso necesario que permita aprobar acuerdos satisfactorios sobre esta asignatura pendiente en el Cabildo tinerfeño.

 

Monumento a Francisco Franco en Tenerife
Monumento a Francisco Franco en Tenerife

La consejera de Podemos Paqui Rivero apunta que “por respeto a las víctimas y a sus descendientes volvemos a dejar sobre la mesa este tema con la esperanza de que la reunión fijada para el próximo miércoles 3 de abril con el resto de grupos políticos sirva al fin para avanzar en un acuerdo digno”. “Si esos grupos no concurren a ese encuentro con un planteamiento serio, demostrarán a las claras que siguen la estela de la ultraderecha y, en lo que respecta a nuestra formación, tendremos la conciencia tranquila por haber hecho todo lo posible para alcanzar consensos razonables y auténticamente encaminados en la senda de la verdad, la justicia y la reparación”.

La moción finalmente aplazada al pleno insular de abril está centrada en cuestiones “fundamentales” para dignificar y recuperar la memoria de las víctimas de la represión fascista por parte del Cabildo de Tenerife en lo relativo a acuerdos tomados en el pasado en esta institución. Como concreta Rivero, propugna restituir la memoria de la última corporación republicana insular, dejar sin efecto los expedientes de depuración por cuestiones políticas del personal del Cabildo, y revocar los acuerdos relativos a títulos honoríficos y símbolos del franquismo. 

También plantea acometer una serie de iniciativas para la recuperación de la memoria histórica, como un homenaje a las víctimas, establecimiento de un memorial en recuerdo de todas ellas (incluyendo, por ejemplo, al personal depurado y a los presos políticos utilizados para trabajos forzosos en obras públicas y del holocausto nazi), impulsado la investigación en esta amplia materia con especialistas en historia sobre esta etapa negra del conjunto de la sociedad canaria y tinerfeña, pero también del Cabildo de Tenerife.

“Este Cabildo tiene que dar los pasos necesarios para reparar el dolor que, en nombre de esta institución, se provocó a muchas personas de nuestra isla, y confiamos en que todo el pleno de esta corporación secunde la iniciativa”, remarca Paqui Rivero. “Resulta de elemental justicia –añade– pedir perdón por los atropellos cometidos en nombre de este Cabildo por las autoridades impuestas por los militares golpistas y tomar los acuerdos necesarios para reparar en la medida de lo posible, la deuda contraída por las terribles injusticias cometidas durante ese periodo”.

Entre las propuestas concretas que tanto está costando consensuar con los otros grupos, cita el homenaje público para recordar tras años de olvido a los integrantes del último Gobierno republicano del Cabildo, quienes sufrieron cárcel, represalias de diverso tipo, multas, condenas e, incluso, en algún caso, deportación y sentencia condenatoria de muerte. Cita también la de iniciar expediente para declarar nulos y revocar todos los acuerdos de la institución insular referidos a la represión política ejercida contra su personal durante la dictadura franquista, restituyendo los derechos a todas las personas suspendidas de empleo y sueldo o destituidas por causas políticas o ideológicas, como recoge la legislación vigente.

“Aunque parezca increíble, nos está costando alcanzar consenso político incluso para revocar los acuerdos plenarios del Cabildo que otorgan honores o distinciones vinculados con la dictadura y, sobre todo, el adoptado el 27 de agosto de 1936 para nombrar Hijo Adoptivo de Tenerife al dictador Francisco Franco”. Paqui Rivero concluye que esa propuesta de Podemos “es irrenunciable, entre otras razones de peso, por la indignidad colectiva que representa mantener en vigor esa distinción”.