Buscar
16:35h. Viernes, 06 de diciembre de 2019

El Estado destina 70 millones a los sistemas de depuración de Granadilla y Guía de Isora

El consejero de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático del Cabildo de Tenerife y responsable del Consejo Insular de Aguas (Ciatf), Javier Rodríguez Medina  ha destacado hoy el valor de la inversión aprobada en el último Consejo de Ministros del Gobierno de España en funciones que ha dado luz verde a la licitación de dos de los proyectos que la sociedad Acuaes (Aguas de las Cuencas de España S.A.) y el Consejo Insular de Aguas han elaborado para dar el tratamiento adecuado de saneamiento y depuración a las aguas residuales de la comarca Oeste (Guía de Isora y Santiago del Teide) y Granadilla de Abona, por un valor de 70 millones de euros. 

Aguas negras Vertidos en La Pelada (Granadilla)
Aguas negras Vertidos en La Pelada (Granadilla)

“Se hace así realidad –explica- el compromiso insular con estas dos zonas, no solo para cumplir con la normativa europea en cuanto a cuidado ambiental, sino también a la hora de conseguir un nuevo recurso para el sector primario con el agua regenerada”.

Estas obras beneficiarán a casi 100.000 personas, sin contar con la población flotante derivada del turismo. Ello se suma a las obras de ampliación y mejora integral de la EDAR de Santa Cruz de Tenerife, que da servicio a un cuarto de millón de personas, por lo que los compromisos insulares en esta materia supondrán que en los próximos años más del 80% de la población tinerfeña cuente con un sistema de saneamiento y depuración acorde con las exigencias de la legislación europea.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, se felicitó por ese compromiso del Gobierno de España con las necesidades de la isla y puso en valor el trabajo que viene realizado el Consejo Insular de Aguas (Ciatf), “que con una dedicación ingente, a través del Plan Hidrológico Insular, ha conseguido en tiempo récord los avances que Tenerife pedía a gritos para cumplir con los parámetros medioambientales más exigentes”.  

“Además -recalcó Martín- como ya se hizo en Valle de Guerra, y se está haciendo en Güímar con fondos insulares, estas obras conllevan la generación de un recurso que hasta no hace mucho tiempo se consideraba impensable, que es el agua regenerada de gran calidad que va a garantizar el suministro de agua a nuestro sector primario sin dañar el ya deficitario acuífero de la isla”. 

Por su parte Rodríguez Medina, quien confía en materializar la firma del convenio antes de final de año, quiso recordar que, junto con la renovación de la EDAR de Santa Cruz, estas dos grandes obras “son importantísimas para el presente y el futuro de nuestra tierra, pues representan de forma definitiva el cambio de modelo ya establecido por la puesta en marcha de la EDAR de Valle de Guerra”.

“Estamos convencidos desde el Ciatf del éxito de esta apuesta por una tecnología que responde perfectamente a las necesidades de la isla tanto en materia de depuración como de regeneración de agua, y completar así el ciclo integral del agua en la isla, objetivo por el que trabajamos desde el Consejo y desde el Cabildo”.