Buscar
14:11h. Domingo, 05 de abril de 2020

Finaliza la colocación de la red de cable en 
el muro de la TF-1 en sentido Santa Cruz (Km. 12)

El Área de Carreteras y Paisaje del Cabildo de Tenerife, cuyo director insular es Tomás García, ha finalizado la colocación de una red de cable a modo de mallado del muro que sujeta parte de la calzada que va desde Candelaria a Santa Cruz de Tenerife y que da al mar a la altura del kilómetro 12, en la TF-1.

Continúan los trabajos para reforzar dicho muro que, como consecuencia del paso del tiempo y la proximidad al mar, necesita una actuación inmediata
Continúan los trabajos para reforzar dicho muro que, como consecuencia del paso del tiempo y la proximidad al mar, necesita una actuación inmediata

Esta actuación se ha realizado tras unos pequeños desprendimientos descubiertos por técnicos de Balsas de Tenerife (Balten) que estaban trabajando en el control de las tuberías de la zona. Cuando se percataron de los daños se procedió a avisar al servicio de carreteras y se comprobó la inestabilidad que presentaba la pared, que está formada por placas prefabricadas de hormigón armado machihembradas entre sí y sujetas al propio terreno que contienen a través de flejes metálicos embebidos en el terraplén.

Se trata de un muro de tierra de gran altura, en algunos tramos de hasta 15 metros, que dificultó las labores de inspección y refuerzo y que fue construido hace más de 40 años. García explica que “el desprendimiento de algunas escamas se produjo por la oxidación y corrosión de partes de la estructura, que se encuentra cerca del mar, motivo por el cual se degrada el hormigón y el acero, así como el efecto de las lluvias junto con el paso del tiempo”.

“Por estos motivos se realizó una actuación de emergencia consistente en el atado y sujeción de dichas piezas de hormigón mediante cables de acero de 12 mm anclados en coronación al muro del sendero peatonal, con el fin de impedir su posible caída en tanto se iniciaban las correspondientes obras de refuerzo y reparación del muro de sostenimiento en su conjunto”, señala.

Los trabajos de anclaje y aseguramiento de dichas placas se llevaron a cabo con personal especialista en trabajos verticales sin afectar la capacidad de la vía (trabajos realizados por fuera del arcén exterior sin corte o estrechamiento de carril).

Así mismo, finalizados dichos trabajos, se procedió al cierre temporal de dicho sendero peatonal, conocido como “el camino de los peregrinos”, mediante la instalación de una valla en ambas entradas con prohibición expresa de paso.

En estos momentos, tras colocar la red para evitar la caída de las piezas mencionadas, se trabaja en obras para reforzar el muro en sí con un presupuesto de 850.000 euros y un plazo de ejecución de seis meses, actuación que ha sido adjudicada a la empresa Dragados S.A.