Buscar
00:29h. Viernes, 15 de Diciembre de 2017

Podemos avanza que los casinos públicos darán este año a Tenerife 2'1 millones de euros de beneficio

“A pesar de los esfuerzos del gobierno insular de CC-PSOE por desmantelar los tres casinos públicos de Tenerife para justificar su privatización, estas entidades dependientes del Cabildo tinerfeño volverán a cerrar el año con beneficios, en concreto, con unas ganancias económicas de 2.100.000 euros”, informa el consejero insular de Podemos Julio Concepción.

 

Concepción incide en que “CC y PSOE han vuelto a fracasar en su intento de que estas empresas tengan pérdidas para justificar su privatización”.
Concepción incide en que “CC y PSOE han vuelto a fracasar en su intento de que estas empresas tengan pérdidas para justificar su privatización”.

Esos beneficios, resalta, podrían haber sido mucho mayores “si el equipo de gobierno insular que preside Carlos Alonso cesara la política neoliberal de recortes de plantilla y de inversión en medios materiales con que lleva años intentando asfixiar a estas empresas públicas para justificar ante la sociedad tinerfeña su empeño privatizador”. Apunta al respecto que CC-PSOE tienen los casinos en mínimos históricos de plantilla, “hasta el punto de que, como confirman quienes trabajan en estas instalaciones, la calidad del servicio que se está prestando a la clientela (la inmensa mayoría turistas), ha decaído de manera notable en los últimos años por falta de personal”. 

Concepción concreta que el gasto de personal en los casinos de la Isla “se ha reducido en más de 2,6 millones de euros, lo que representa un 36,11 por ciento de inversión en empleo desde el año 2007 hasta la actualidad”. “Y no contentos con estos recortes que han sido claramente insuficientes para el siniestro objetivo de CC-PSOE  de que estos casinos dejen de generar beneficios –critica–, el gobierno insular ha previsto para 2018 un nuevo recorte de 300.000 euros en el gasto de personal de estas empresas, con lo que el año que viene situarán la inversión laboral de casinos al nivel en el que estaba hace 17 años”. “Desde Podemos ya hemos instado a que se negocie con la representación sindical la subida salarial de la plantilla de casinos y la creación de nuevos puestos de trabajo, aunque nos hemos topado con la sinrazón del grupo de gobierno”.

El consejero de Podemos incide en que estos datos de beneficios y recortes en empleo ponen de manifiesto “el cinismo de Carlos Alonso en materia de empleo”. “Mientras en prensa se dirige al empresariado de la Isla diciendo que ya es tiempo de aumentar las contrataciones y los salarios con el objetivo de incrementar la calidad del empleo y de los servicios,, destacando que eso repercutiría de manera significativa en mayor consumo, sin embargo –señala–, hace todo lo contrario en empresas públicas como las de casinos”.

Resalta también que Alonso y su gobierno “salen en prensa un día sí y otro también hablando de su apuesta por la activación del empleo en Tenerife, aunque la realidad demuestra que la generación de empleo es mínima y, aún peor, que se traduce en puestos de trabajo precarios, con salarios bajísimos y contratos temporales que, a menudo, ni siquiera son a jornada completa”. “Bastaría con que pararan su empeño en hundir casinos y con que dotaran a estas empresas de los puestos de trabajo necesarios que demanda su nivel de actividad e ingresos, para conseguir puestos de trabajo estables y bien remunerados y, además, para que los mismos beneficiaran a sectores vulnerables de la población excluidos del mercado de trabajo, por ejemplo, mayores de 45 años, colectivo LGTBI o madres víctimas de violencia de género”.

Y reitera que “lo más lamentable es que CC-PSOE saben perfectamente que las empresas públicas de casinos son una mina de empleo de calidad, que son altamente rentables con un mínimo de gestión y que, salvo que se prohiba la industria del juego en la Tenerife, lo cual es totalmente improbable, la experiencia ha demostrado que es mejor que la actividad del juego sea gestionada desde la administración pública para llevar a cabo un control de las ludopatías y evitar mafias”. “Pero lo que le duele a CC y PSOE es que esta mina esté en manos públicas, sin ningún amigote empresarial que haga negocio aún a costa de precarizar al máximo las condiciones de trabajo de la plantilla”, critica.