Buscar
00:30h. domingo, 24 de enero de 2021

Sí Podemos Canarias apoya las demandas de la Isla Baja en torno a la depuración natural de aguas

El pasado miércoles 2 de diciembre, el grupo Sí Podemos Canarias en el Cabildo Insular de Tenerife mantuvo una reunión con una representación del Ayuntamiento de Buenavista del Norte, encabezada por su alcalde, Antonio González Fortes, en la que la coalición insular escuchó su defensa para la implementación de sistemas de depuración natural o extensiva de las aguas residuales generadas en el territorio de la Isla Baja. 

La consejera insular Ruth Acosta informa que su grupo solicitó a las áreas responsables del Cabildo de Tenerife “una reunión para abordar la posibilidad de implementar depuradoras naturales en la zona de la Isla Baja”.
La consejera insular Ruth Acosta informa que su grupo solicitó a las áreas responsables del Cabildo de Tenerife “una reunión para abordar la posibilidad de implementar depuradoras naturales en la zona de la Isla Baja”.

Ruth Acosta, consejera insular de Sí Podemos Canarias, apoya la propuesta que lleva defendiendo tanto el consistorio buenavistero, como la Plataforma Los Silos-Isla Baja, y afirma que “las depuradoras naturales son la mejor baza que tiene Tenerife para afrontar de manera sostenible el gran problema que nos llevan suponiendo los vertidos durante años”.

Acosta explica que su grupo ha solicitado “una reunión a la que acudan, por parte del grupo de Gobierno del Cabildo, el consejero Javier Rodríguez, responsable del Área de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, y el consejero Zebenzui Chinea, responsable del Área de Cooperación Municipal y Vivienda; también pedimos que acuda personal técnico del Consejo Insular de Aguas (CIATF); junto a una representación del Ayuntamiento de Buenavista del Norte y las consejeras que conformamos el grupo Sí Podemos Canarias en la institución”.

Con esta reunión, Acosta explica que “expondremos al grupo de Gobierno del Cabildo las enormes ventajas que conlleva la depuración natural, pero no exclusivamente para la Isla Baja, sino para el tratamiento de aguas de toda la Isla”. En este sentido, Ruth Acosta destaca la necesidad de que “se cree un espacio en el que el Cabildo y los municipios de la Isla Baja puedan trabajar de forma coordinada sobre este asunto, con la finalidad de establecer una dinámica que resulte propicia para afrontar el tratamiento del agua”. 

La consejera insular de Sí Podemos Canarias denuncia que las depuradoras convencionales “conllevan un enorme riesgo contaminante al distribuir por nuestra tierra kilómetros de conducción de aguas negras, contemplando su vertido final en el mar mediante el uso de emisarios submarinos que trasladan los rechazos salinos y, en ocasiones, aguas sin depurar”. Además, estos sistemas de depuración “generan lodos, grasas y aceites que, generalmente, van a parar al mar”.

Entre los aspectos que también juegan a favor de la depuración natural destacan “su contribución al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS); son indispensables para cumplir con los parámetros de rebaja de emisiones; se ajustan a las políticas de las leyes de cambio climático que en breve serán aprobadas; suponen un enorme ahorro energético, pues no precisan de estaciones de bombeo para su funcionamiento; no contaminan; no genera malos olores o ruidos; no envían vertidos al mar, ni precisan de un emisario; son resilientes; presentan una baja huella de carbono; ocupan menos espacio que las depuradoras convencionales y conllevan un coste económico y de mantenimiento muy inferiores a los sistemas de depuración convencional”.

Acosta confía en que, por parte del Cabildo, “se den cuenta de que la depuración natural es la mejor apuesta para el futuro de nuestra Isla por su seguridad, sostenibilidad y por tratarse de una inversión a largo plazo que garantiza fuentes de energía limpia para Tenerife”. Asimismo, “no tendremos que depender de las grandes empresas que monopolizan el negocio del agua, las cuales controlan más de la mitad del abastecimiento de un bien que, por naturaleza, pertenece a todas las personas”.