Buscar
01:38h. Lunes, 14 de octubre de 2019

Sí Podemos Canarias insta al Cabildo a resolver la precariedad laboral del sector público insular

El consejero insular del grupo Sí Podemos Canarias en el Cabildo de Tenerife, David Carballo, preguntó al grupo de Gobierno durante el pasado Pleno de la Corporación sobre la situación de precariedad laboral en la que se encuentra una parte de la plantilla de trabajadoras y trabajadores del Cabildo.

David Carballo, consejero de Sí Podemos Canarias, propuso en el Pleno una serie de soluciones, como crear una oficina de atención al empleado público o renovar los estatutos de empresa y convenios colectivos, entre otros.
David Carballo, consejero de Sí Podemos Canarias, propuso en el Pleno una serie de soluciones, como crear una oficina de atención al empleado público o renovar los estatutos de empresa y convenios colectivos, entre otros.

Del mismo modo, el consejero ha cuestionado si ya han comenzado a realizarse las auditorías laborales anunciadas por el vicepresidente Enrique Arriaga, con el fin de identificar contrataciones dudosas, incumplimiento de convenios o prorrogación de contratos temporales.

David Carballo ha manifestado que “una de las muchas razones por las que apoyamos la moción de censura al expresidente del Cabildo, Carlos Alonso, fue la intención de revisar y auditar todas las empresas públicas que dependen del Cabildo, debido a la deficiente gestión que durante tantos años han estado sufriendo con Coalición Canaria (CC) al frente de esta institución”. A este respecto, el consejero de Sí Podemos Canarias añade que “entendemos que esta mala situación es heredada, no hacemos responsable al actual Grupo de Gobierno, pero sí tenemos interés en que se empiece a trabajar desde lo antes posible en una solución”. 

El Grupo de Gobierno ha contestado que, tras recopilar la información de las diferentes empresas públicas del sector insular, existen algunos casos sangrantes, como el del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), que cuenta con un 56% de temporalidad en los contratos de su plantilla; o el caso del Parque Científico y Tecnológico de Tenerife, con un 91% de inestabilidad laboral. 

Entre la batería de soluciones que ha propuesto el consejero de Sí Podemos Canarias para mejorar esta situación, se encuentra “la creación de una oficina de atención al empleado público, ya que a pesar de que existen algunas medidas dentro de las entidades como es la implantación del compliance, es contradictorio que sea el propio personal de la empresa quien tenga que velar por los desmanes que se dan en ella y evaluar las denuncias que se hagan; por esa razón, creemos que sería mejor que un órgano externo lleve esta función”.

Del mismo modo, Carballo ha propuesto la renovación de los estatutos de las empresas públicas “para asumir responsabilidades en el caso de que se cometan ilegalidades; una mejor supervisión y control en materia de seguridad y salud en todas las empresas, ya que el Cabildo, a día de hoy, actúa como un mero asesor, pero únicamente si la empresa lo solicita; la renovación de los convenios colectivos, ya que sabemos de casos como MercaTenerife en el que está paralizado desde hace años, o el ITER, que tiene un convenio colectivo que data de 2003 y en el Parque Tecnológico y Científico no existe ni acuerdo de empresa, por desgracia”. 

Sí Podemos Canarias también pide al Cabildo que valore la posibilidad de incorporar a las y los representantes de las plantillas en las reuniones de los Consejos de Administración de las empresas, y de esa forma “darles voz para que puedan exponer sus problemáticas de primera mano ante los máximos responsables”. 

Carballo concluye afirmando que lo que pretende su grupo con estas medidas “es que esta Corporación y su equipo de Gobierno siente las bases para que nadie más pueda volver a mirar hacia otro lado o decir que no sabía lo que ocurría”. “La precariedad laboral en estas empresas es alarmante debido a la dejación de funciones de quienes han sido sus responsables durante todos estos años y, también, porque no se han puesto las herramientas necesarias para que las trabajadoras y trabajadores puedan ejercer sus derechos más elementales”.