Buscar
09:40h. Martes, 24 de septiembre de 2019

Podemos, crítico con que el Cabildo afirme estar cumpliendo con el control horario de su personal

La candidata de Sí Podemos Canarias a la presidencia del Cabildo y actual consejera insular del grupo de Podemos, María José Belda, ha refutado la información ofrecida por el grupo de Gobierno de la Corporación insular, en la que afirman estar cumpliendo con el control horario de su personal a todos los niveles. 

María José Belda: “La Corporación no está en condiciones de garantizar que se esté cumpliendo con el control horario de todo su personal”.
María José Belda: “La Corporación no está en condiciones de garantizar que se esté cumpliendo con el control horario de todo su personal”.

Ante la respuesta obtenida en la Comisión de Presidencia del Cabildo, Belda rebate la respuesta ofrecida y afirma que “no es verdad que la Corporación esté cumpliendo con el control horario de todo su personal”, como así lo afirmó la Directora Insular de Recursos Humanos, puesto que “tenemos conocimiento de que existe un porcentaje de plantilla del Cabildo al que no se le está respetando sus horarios de trabajo”.

Como ejemplo, Belda cita la precariedad laboral que está sufriendo en este sentido una parte de la plantilla del Instituto Tecnológico de Energías Renovables (ITER) -empresa 100% pública del Cabildo de Tenerife-, la cual ya ha sido públicamente denunciada por el grupo de Podemos con anterioridad. El caso del ITER ejemplifica cómo, hasta ahora, “se ha normalizado el uso de ingentes cantidades de horas extra, tanto en la ejecución de la mayoría de sus grandes proyectos como en su actividad habitual”. 

María José Belda argumenta que, como ya ha criticado su formación política, una parte de la plantilla del ITER “ha estado realizando jornadas laborales que exceden el horario que les corresponde por convenio”. Belda manifiesta que, atendiendo al convenio de empresa, “las jornadas que vienen realizando suponen trabajar media hora más al día que el resto de sus compañeras y compañeros, resultando en una cifra estimada de 110 horas, por persona trabajadora y año, de trabajo extra”. 

Los cálculos estimados en base al tiempo transcurrido y la media de plantilla que sigue en dichas condiciones, estaríamos hablando de 150.000 horas de trabajo extra del total de las personas afectadas que no ha sido remunerado ni compensado de forma alguna. Ante la gravedad de esta situación, Belda considera necesario que el Cabildo aporte “las cifras correctas que ha recopilado el sistema de control horario informatizado del que presume la Corporación, para poder comprobar y cuantificar esta realidad que ha afectado, y lo continúa haciendo, a una parte de la plantilla”. 

Por otro lado, el grupo de Podemos tiene la seria sospecha de que en los últimos tiempos “la empresa ha dado instrucciones al personal en el momento en el que se han realizado inspecciones de trabajo, instando a la plantilla a rellenar los formularios suministrados por las inspecciones en unos términos que no se ajustan a la realidad laboral de las personas afectadas”.  

“Nos parece indignante que el Cabildo omita la precaria realidad laboral en la que trabaja una parte de su personal cuando, por ejemplo, presume de ser pionero en la implementación de un sistema de control horario que afirma cumplir estrictamente, y que después la realidad sea totalmente diferente, ya que lo que realmente generan son, lamentablemente, condiciones laborales precarias a las que se debe poner fin de una vez por todas”, concluye Belda.