Buscar
03:55h. martes, 07 de julio de 2020

La Armada continúa la lucha contra el coronavirus en Canarias 

En el marco de las actuaciones encomendadas por el Ministerio de Defensa a la Armada para detener la propagación del COVID-19, y bajo el control y dirección operativa del comandante del Mando de Operaciones (CMOPS) del Estado Mayor de la Defensa,  las patrullas de Infantería de Marina, compuestas por efectivos de la Unidad de Seguridad de Canarias (USCAN), han realizado más de cincuenta y seis patrullas en la última semana.

La Unidad de Seguridad de Canarias ha realizado más de cincuenta y seis patrullas en la Isla de Gran Canaria
La Unidad de Seguridad de Canarias ha realizado más de cincuenta y seis patrullas en la Isla de Gran Canaria

Durante los nueve días transcurridos desde la incorporación de la Unidad de Seguridad de Canarias a la Operación BALMIS, los infantes de marina han visitado los municipios de Agaete, Agüimes, Arguineguín, Firgas, Gáldar, Ingenio, Las Palmas, La Vega de San Mateo, Mogán, Moya, San Bartolomé, Santa Brígida, Santa María de Guía, Telde, Teror, Valleseco, Valsequillo y Vecindario.

Un total de treinta policías navales de la Fuerza de Protección de la Armada y cinco vehículos policiales componen el despliegue en la fase actual. Por su cualificación como policías navales, estas patrullas están desempeñando fundamentalmente cometidos de seguridad ciudadana previa notificación y coordinación con las autoridades locales afectadas y con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en Las Palmas, con las que se colabora en todo momento. 

Coronavirus 49091b458_Fotor

La labor de las patrullas se ha centrado en identificar la situación y condiciones de las áreas encomendadas, supervisar el cumplimiento de las instrucciones emanadas del Gobierno tras la declaración del estado de Alarma, así como cualquier otro apoyo tanto a la seguridad, el bienestar de los ciudadanos o garantizar la prestación de los servicios esenciales. Además, se han puesto a disposición de las autoridades civiles medios de transporte sanitario y logístico, así como alojamiento para cincuenta personas en instalaciones de campamento.

Estas y otras actuaciones se enmarcan en la Operación BALMIS, por la que las Fuerzas Armadas ponen sus capacidades al servicio de la lucha contra la propagación del coronavirus.