Buscar
13:55h. jueves, 03 de diciembre de 2020

Sí se puede denuncia a Aqualia ante el Ayuntamiento de Candelaria por vertidos de aguas residuales

Sí se puede ha denunciado recientemente ante el Ayuntamiento de Candelaria a la empresa concesionaria del servicio público de aguas, Aqualia, por considerarla responsable de vertidos de aguas residuales en el barranco del Madroño y por el plazo transcurrido sin que se haya procedido a una reparación.

La organización constata la inacción de la empresa ante una fuga de aguas sin depurar en el barranco del Madroño y pide la apertura de un expediente de penalización
La organización constata la inacción de la empresa ante una fuga de aguas sin depurar en el barranco del Madroño y pide la apertura de un expediente de penalización

La organización demanda al gobierno municipal que exija a la empresa la ejecución inmediata de las obras para resolver esta situación, así como la apertura de un expediente de penalización por incumplimiento grave del servicio público que gestiona, “dado el tiempo transcurrido sin proceder a su arreglo y a la vista del problema de salubridad que está ocasionando esta inacción”.

“Esta situación es inadmisible; se nos dijo en una comisión previa al pasado pleno de septiembre que el vertido estaba arreglado. Cuestionamos el mantenimiento de la red que está haciendo Aqualia y por ello Sí se puede ha preguntado en varias ocasiones por las obras que con este fin debe ejecutar anualmente esta empresa y no hemos obtenido respuesta por parte del Ayuntamiento”, subraya la portavoz de la organización en el consistorio, Mayca Coello.

Las exigencias de Sí se puede se basan en la constatación de la persistencia de una fuga de aguas residuales en la boca interior del barranco del Madroño, tal como pudo verificar recientemente en una visita el concejal de la organización Antonio Delgado y militantes de la asamblea local de este partido en el municipio. En su recorrido, pudieron comprobar que no fueron ciertas las afirmaciones del concejal de Obras y Servicios, quien el pasado 21 de septiembre aseguró en la Comisión Informativa de Urbanismo que estos vertidos se habían arreglado, según su respuesta a Sí se puede, que había llevado el asunto a este órgano municipal a raíz de las denuncias vecinales.

Sí se puede señala a Aqualia como responsable del defectuoso mantenimiento y conservación de la red de alcantarillado municipal, ya que los vertidos y filtraciones provienen de esa red, según han podido constatar técnicos del Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) que el pasado 17 de septiembre inspeccionaron la zona de los filtrados a raíz de las denuncias realizadas por la ciudadanía.

El CIAFT situó el origen del filtrado en la red de saneamiento municipal, “en concreto, desde el colector por gravedad que viene de Igueste y discurre por el citado cauce” y lo situó a la altura del cruce del barranco del Madroño con la autovía TF-1. Asimismo, estableció como causa probable “la rotura u obstrucción del colector”, que no puede apreciarse a simple vista por la cantidad de vegetación que ha crecido en el entorno, a raíz del vertido. Tras esta inspección, el organismo insular dio un plazo de un mes al Ayuntamiento para resolver la situación y poner fin al vertido.

La denuncia de Sí se puede detalla que las “filtraciones o emanaciones de aguas residuales pestilentes” caen en el comienzo del túnel del barranco del Madroño, en su boca interior, que es la más alejada de la Avenida de los Menceyes y la costa hasta desembocar en los terrenos pertenecientes a la empresa Promotora Puntalarga. Esta situación es evidente porque el recorrido del agua en parte es superficial y por la presencia de vegetación verde y diferente del resto del entorno.