Buscar
09:00h. Domingo, 25 de agosto de 2019

Sí se puede exige garantías sobre la conclusión del depósito de agua potable y red de abastecimiento en Igueste de Candelaria

Sí se puede exige la conclusión de las obras del depósito de agua potable y red de abastecimiento en Igueste de Candelaria. La organización se hace eco de la incertidumbre generada por las noticias que circulan en el municipio sobre la quizá inminente disolución de la empresa contratada para la ejecución de una actuación que debía haber concluido a finales de abril de 2019 al estar cofinanciada por el Plan de Cooperación Municipal del Cabildo de Tenerife. 

La portavoz de Sí se puede en la corporación, Mayca Coello, reclama al gobierno municipal que intervenga para garantizar a la ciudadanía el disfrute de este equipamiento y evitar más demoras y molestias a la población y que informe a la población. “La incertidumbre generada respecto a la finalización de las obras ha provocado enorme preocupación vecinal, más aún si se considera que la empresa adjudicataria podría estar en fase de disolución”, apunta Coello. 

Ante esta información de posible disolución de la empresa y ante el hecho de la supuesta caducidad del plazo límite de ejecución establecido por el Cabildo para la financiación de las obras con cargo al Plan de Cooperación Municipal, Sí se puede reclama al gobierno municipal que “dé explicaciones públicas en una reunión específica convocada al efecto en Igueste, para informar a la población sobre la situación actual y sobre las medidas que va a acometer el Ayuntamiento para resolver la paralización efectiva de la obra y los plazos que estima para finalizarla definitivamente”, asegura la portavoz. 

La obra consiste en la construcción del depósito de agua potable y red de abastecimiento en Igueste de Candelaria y está paralizada desde hace varias semanas, sin que se efectúen, según la información obtenida por la organización, los pagos a las subcontratas participantes en las obras. Coello considera “realmente llamativo” si se confirman las informaciones sobre la disolución de la empresa responsable, “ya que el Ayuntamiento debería haber requerido suficientemente la acreditación de la solvencia financiera de esta empresa en el proceso de licitación que adjudicó la Alcaldía el 31 de julio de 2018, hace menos de un año”. 

Efectivamente, la obra fue adjudicada directamente mediante decreto de la Alcaldía a la empresa Oproler Obras y Proyectos S.L por un importe de 1.247.702,33 euros mientras que el presupuesto base de la licitación era 1.525.681,49 €. En el proceso de licitación se presentaron 12 empresas. Se trata de un proyecto cofinanciado entre el Ayuntamiento de Candelaria y el Cabildo de Tenerife, a través del Plan de Cooperación, por lo que inicialmente se exige que la obra estuviera concluida antes del 30 de abril de 2019, algo que, evidentemente, no ha sucedido. 

La obra se localiza en la zona más alta de Igueste de Candelaria, con un único acceso en un entorno reducido y de fuerte pendiente. La intervención ha provocado enormes consecuencias negativas sobre las posibilidades de movilidad de las personas residentes, tanto para su vida cotidiana como para el desarrollo de sus actividades económicas. Sin embargo, hasta ahora, la población había soportado estoicamente estos efectos porque esperaban obtener un servicio beneficioso que compensara estas dificultades; sin embargo, ahora la población se encuentra con todos estos impactos negativos, una obra inacabada y un servicio inexistente.