Buscar
01:22h. viernes, 23 de octubre de 2020

Sí se puede propone acciones para la protección del patrimonio cultural de Candelaria

Sí se puede propone incluir en el presupuesto del Ayuntamiento de Candelaria para 2021 partidas para financiar acciones dirigidas a la protección del patrimonio cultural del municipio. Con este fin, la portavoz del grupo de esta organización, Mayca Coello, defenderá en el pleno que se celebra el próximo 24 de septiembre una moción en la que plantea la elaboración de un catálogo de bienes, la protección de Santa Ana y la creación del Consejo municipal de patrimonio cultural. 

Mayca Coello defiende en el pleno una moción para la elaboración de un catálogo de bienes, la protección de Santa Ana y la creación del Consejo municipal de patrimonio cultural
Mayca Coello defiende en el pleno una moción para la elaboración de un catálogo de bienes, la protección de Santa Ana y la creación del Consejo municipal de patrimonio cultural

Concretamente, los acuerdos que Sí se puede propone alcanzar durante esta sesión plenaria contemplan la inclusión en el presupuesto de 2021 de “los recursos necesarios para elaborar el Catálogo municipal de bienes patrimoniales culturales del municipio de Candelaria, con los contenidos y en los términos establecidos por la Ley 11/2029 de Patrimonio Cultural de Canarias”, así como “para elaborar un Plan Especial de Protección para Santa Ana y su entorno”. La constitución del Consejo municipal de patrimonio cultural deberá darse “simultáneamente” a la elaboración de los citados catálogo y plan de protección, según planteará Coello en la sesión plenaria. 

Esta propuesta responde a los plazos establecidos en la Ley de Patrimonio de Canarias, que en su disposición transitoria sexta establece un periodo de tres años desde su entrada en vigor para la elaboración y aprobación de este documento en aquellos municipios que no cuenten con él. Sí se puede tiene en cuenta, además, que, desde la aprobación de la ley, “ya ha transcurrido un año y cuatro meses en un contexto de reactivación de la actividad constructiva y urbanística en nuestro municipio que, a nuestro entender, eleva el nivel de riesgo para el patrimonio municipal”, según figura en el texto de la moción.

Respecto al núcleo histórico de Santa Ana, Coello recuerda que el Diagnóstico y plan de gestión del patrimonio cultural de Candelaria, encargado por el Ayuntamiento a la empresa Cultania, publicado en 2017, destacó que no existe actualmente marco normativo que lo proteja más allá de los bienes catalogados en el PGO y los declarados BIC; igualmente, este documento indica que la zona ubicada en el entorno de la plaza de la basílica tampoco cuenta con protección especial. 

“Esta situación es ilustrativa de lo que ocurre con todo el patrimonio cultural en el municipio; en Santa Ana se ubican los restos patrimoniales más importantes del centro histórico candelariero”, subraya la portavoz de Sí se puede, que llama la atención sobre la recomendación expresada en el citado diagnóstico relativa a la necesidad de redactar un Plan Especial de Protección, al menos para la zona de Santa Ana. 

En este sentido, Coello destaca que, entre otras actuaciones, la ley de Patrimonio de Canarias establece como obligación de los ayuntamientos la redacción de los planes especiales de protección de los conjuntos históricos que sean necesarios, así como la elaboración de inventarios, catálogos y cartas arqueológicas. Respecto a estos documentos, el informe publicado en 2017 califica de “problemática” la situación de Candelaria, por el incumplimiento de la normativa legal, mientras que los bienes patrimoniales del municipio solo están protegidos por el catálogo asociado al Plan General de Ordenación y por la Carta Arqueológica Municipal de 1995, que es muy precaria e insuficiente.

“La carencia de un catálogo municipal de bienes patrimoniales culturales impide al Ayuntamiento tener la información necesaria acerca de su patrimonio actual, lo que constituye un gran riesgo para estos bienes”, apunta Coello. Al respecto, el mencionado diagnóstico recomendó en 2017 como prioridad alta la detención del progresivo proceso de deterioro al que se ha enfrentado el patrimonio cultural de Candelaria en las últimas décadas; la creación y actualización de los inventarios y catálogos necesarios para facilitar el conocimiento exhaustivo del estado de conservación del patrimonio cultural; el incremento de la vigilancia y protección de estos bienes y el establecimiento de  planes y medidas de protección, conservación y restauración