Buscar
20:01h. viernes, 03 de julio de 2020

El Museo de la Ciencia y el Cosmos  acerca el planetario a casa

El Organismo Autónomo de Museos y Centros (OAMC) del Cabildo de Tenerife, que preside la consejera insular Concepción Rivero, está ofreciendo la posibilidad de disfrutar desde casa de múltiples actividades didácticas y divulgativas a través de la web oficial de Museos de Tenerife (www.museosdetenerife.org), con propuestas procedentes, entre otros, del Museo de la Ciencia y el Cosmos.

 

El centro, a través de la página web de Museos de Tenerife, propone estos días el visionado de la película ‘Beyond the Sun. En busca de una nueva Tierra’, en la que ha colaborado junto con otros planetarios españoles
El centro, a través de la página web de Museos de Tenerife, propone estos días el visionado de la película ‘Beyond the Sun. En busca de una nueva Tierra’, en la que ha colaborado junto con otros planetarios españoles

Aunque por la actual situación de estado de alarma no se pueda ir a los museos para disfrutar de la experiencia completa que ofrecen sus salas, el Museo de la Ciencia y el Cosmos remarca que una de las cosas que más gusta, tanto a escolares como a adultos, es su planetario. Por eso, y como primicia, ha querido que los usuarios puedan acceder a una sesión privada desde la comodidad de su casa. Solo se necesita para ello un ordenador, tableta o móvil y una conexión a Internet.

Para esta primera sesión, el Museo de la Ciencia y el Cosmos ha elegido una de las películas favoritas de los escolares: Beyond the Sun. En busca de una nueva Tierra, una premiada producción de Render Area y Monigotes Estudio 2.0, en la que el centro tinerfeño ha colaborado junto con otros planetarios de España.

UNIDADES DIDÁCTICAS

Se trata de una película de animación, que viene acompañada también de unidades didácticas, que da a conocer los avances que la astrofísica está haciendo en el novedoso campo de los exoplanetas, y que contribuye a cambiar estereotipos de género relacionados con la ciencia y la astronomía, a la vez que trata de fomentar las vocaciones científicas entre los más jóvenes.

Si bien una película clásica tiene un formato rectangular, adaptada a las pantallas, las producciones de planetario tienen unas características especiales, ya que se debe proyectar sobre una cúpula. Para ello, las imágenes se piensan y generan de forma circular, correspondiendo la parte de abajo del fotograma a lo que iría delante del espectador, el centro al punto situado sobre nuestras cabezas y, la de arriba, a la que veríamos si nos girásemos. Esto consigue, junto con los efectos de sonido y otros “trucos”, que la experiencia sea inmersiva. Para mejorar la experiencia, se recomienda a los usuarios utilizar auriculares o poner la música un poco alta para que se pueda apreciar los sutiles detalles de este fantástico filme.

La película, de 26 minutos de duración, trata sobre Celeste, una niña de ocho años curiosa y llena de preguntas que no sabe responder: ¿existen planetas como el nuestro alrededor de otras estrellas?, ¿cómo se detectan?, ¿estamos solos en el Universo? Lo que no espera es que esta noche justo, después de acostarse, será guiada en un sorprendente viaje a través del universo en busca de respuestas a sus interrogantes.