Buscar
13:35h. Jueves, 21 de noviembre de 2019

17 de agosto, un siglo del trágico viaje del Vapor Valbanera a La Habana

El 17 de agosto se cumple un siglo, desde que el transatlántico Valbanera que partió desde Canarias con destino La Habana, se hundiera, tras haber atracado en Santiago de Cuba, desapareciendo con él cerca de 500 personas, la gran mayoría jóvenes canarios que emigraban a América en busca de una vida mejor.

El 17 de agosto se cumple un siglo, desde que el transatlántico Valbanera que partió desde Canarias con destino La Habana, se hundiera
El 17 de agosto se cumple un siglo, desde que el transatlántico Valbanera que partió desde Canarias con destino La Habana, se hundiera

El Museo Elder de la Ciencia de Las Palmas de Gran Canaria ha inaugurado la exposición "Valbanera, 100 años en la memoria" para recordar a los emigrantes canarios que fallecieron en el trágico accidente del vapor, que tuvo lugar en 1919, el que mayor número de víctimas mortales, 488, ha causado en la historia de la navegación española en tiempos de paz.

El día 17 de agosto, arribó el vapor al Puerto de La Luz, en Las Palmas de Gran Canaria, donde embarcaron 243 pasajeros.

El Valbanera partió desde el puerto de Las Palmas, pasando por los de Santa Cruz de Tenerife y Santa Cruz de La Palma. Total más de 400 canarios y canarias embarcaron con destino a una nueva vida.

El transatlántico atracó después en Santiago de Cuba y, conociéndose la cercanía de un ciclón, zarpó el 7 de octubre de 1919 hacia La Habana, a donde nunca llegó.

El vapor naufragó a unas cien millas (185 kilómetros) del puerto que esperaba su atraque, desapareciendo con él 488 personas, la gran mayoría de ellos jóvenes naturales de los municipios grancanarios de Arucas, San Mateo, Valleseco, Valsequillo, Telde, Teror, Santa Brígida y Las Palmas de Gran Canaria, y algunos de ellos de la isla de Lanzarote.

La exposición "Valbanera, 100 años en la memoria", que se puede visitar hasta el próximo 18 de enero, hace un recorrido por el último viaje del navío con documentos y materiales hasta ahora inéditos y refleja las historias de la tripulación, los emigrantes y los polizones que iban a bordo.

"Esta exposición sirve para tomar conciencia de lo ocurrido en el pasado y del efecto migratorio que asumimos en la actualidad", además de que "es una oportunidad única para conocer nuestra historia y que no se vuelva a repetir", ha destacado la nueva consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla.

La muestra de elementos, testimonios e imágenes que acoge el Museo Elder de la capital grancanaria "es un homenaje" a todos los emigrantes y "una reflexión del presente", ha señalado el director del Museo y de la Asociación Salsipuedes -impulsora de la muestra-, José Gilberto Moreno, quien ha recordado que a principios del siglo XX "había más canarios jóvenes en Cuba que en las propias islas".

"No olvidar el Valbanera, es no olvidar las raíces del pueblo canario", ha añadido Moreno tras destacar que la exposición cuenta con algunos elementos rescatados del barco hundido, en las dos expediciones al mismo que se han hecho desde su hundimiento.

Tras su naufragio, el Valbanera quedó sepultado por un talud de arena y de sus restos no se pudo rescatar el cadáver de ninguna de las casi quinientas personas que perdieron la vida.

"Los inmigrantes canarios venían a Cuba para trabajar y luchar junto a los cubanos con su singular espíritu de sacrificio. En suelo cubano los canarios derramaron lágrimas y hasta su propia sangre", ha indicado el cónsul de Cuba en Las Palmas, Ulises Barquín, asegurando que los cubanos deben mucho de su forma de ser a los canarios.