Buscar
23:35h. Viernes, 14 de Diciembre de 2018

Loro Parque Fundación y ElasmoCan implementan la primera red de telemetría acústica para la monitorización del angelote en Canarias

Los investigadores de ElasmoCan han implementado la primera red de telemetría acústica para la monitorización del angelote en las Islas Canarias. Esta acción, que cuenta también con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Fundación Biodiversidad y de Loro Parque Fundación, aportará nuevo conocimiento sobre el comportamiento de los angelotes en el archipiélago, lo que resultará indispensable para contribuir a su conservación y conocer el papel de las Zonas Especiales de Conservación (ZEC) de la red ecológica europea ‘Natura 2000’ en su ciclo de vida. 

 

El proyecto aportará nuevo conocimiento sobre el comportamiento de esta especie en las Islas, indispensable para contribuir a su conservación
El proyecto aportará nuevo conocimiento sobre el comportamiento de esta especie en las Islas, indispensable para contribuir a su conservación

ElasmoCan considera la ZEC ‘Costa Sardina del Norte’ (Gáldar, Gran Canaria) como una de las áreas críticas para varias especies de tiburones y rayas costeras, en especial para los angelotes. Gracias a los resultados obtenidos de diferentes estudios, se ha podido confirmar que estos tiburones desarrollan todas las actividades de su ciclo de vida en la bahía de Sardina. Por ejemplo, utilizando la fotoidentificación, se ha constatado la presencia de los mismos individuos adultos durante varios años en la zona. Aun así, el conocimiento y la comprensión de los patrones de selección de hábitat, residencia y movimiento de los angelotes son limitados.

Dada la importancia de estos aspectos, es prioritario conocerlos en detalle y determinar el papel de las ZEC en el ciclo de vida de esta especie. Por ello, ElasmoCan presentó la iniciativa científica ‘Red de monitoreo del angelote Squatina squatina en el ZEC Costa de Sardina del Norte: creando conocimiento para su conservación’ a la convocatoria 2017 de la Fundación Biodiversidad.

El proyecto contempla realizar un seguimiento continuo en el tiempo de la especie dentro de la ZEC, determinar sus patrones de movimiento, identificar patrones de residencia, describir el uso de hábitat y sensibilizar a la población sobre la presencia e importancia de la especie en la ZEC. Para esto, se implementará una red que consiste en una serie de receptores acústicos (hidrófonos) que registran las señales emitidas por pequeños transmisores implantados en los angelotes. El análisis de estos datos revelará dónde y cuándo los individuos estuvieron en el área de estudio. 

El Dr. Filip Osaer, líder del proyecto, ha destacado la importancia de esta iniciativa pionera como complemento a otras investigaciones en curso del grupo. Asimismo, ha explicado que la red de telemetría acústica, además de permitir la monitorización permanente de individuos a largo plazo, también puede abarcar un área más extensa de la que se pueda alcanzar con otras técnicas.

También es posible obtener información de los angelotes que se encuentran fuera del área de estudio realizando búsquedas con barco, por lo que se podrá saber si los angelotes residen también fuera de la ZEC y evaluar si estas son lo suficientemente amplias para cumplir el objetivo de conservación de la especie. Por otra parte, la evaluación de esta técnica durante el estudio servirá para implementarlo con mayor eficiencia en los angelotes, en otras especies de interés comunitario y en otras áreas de la red ‘Natura 2000’. 

Con el objetivo de incrementar el éxito técnico del proyecto, los investigadores ya realizaron ensayos el año pasado con dos sistemas de fabricantes canadienses líderes en esta tecnología que cedieron temporalmente el material. Los resultados de estas pruebas fueron tomados en cuenta posteriormente para el diseño y la implementación de la red.