Buscar
19:59h. Viernes, 22 de Septiembre de 2017

Nacen cinco rayas en el acuario de Loro Parque

El Acuario de Loro Parque vuelve a conseguir un nuevo éxito en su programa de reproducción, esta vez, tras el nacimiento de cinco rayas (Dasyatis americana), conocidas en Canarias como chuchos, que actualmente se encuentran sanas y fuertes.

Una de las cinco rayas nacidas en el acuario de Loro Parque
Una de las cinco rayas nacidas en el acuario de Loro Parque

Tras un parto sin complicaciones, los profesionales del Acuario decidieron, para no separarlas de la misma calidad del agua, mantenerlas en un armazón flotante en el tanque expositivo principal. Con esta acción se protege a las rayas dado que se trata de un espacio multiespecífico y así se evitan problemas con otros animales. 

Estas rayas, que se alimentan de grandes invertebrados, son una especie de elasmobranquio de la familia Dasyatidae, cuya zona de expansión se circunscribe a los mares tropicales y subtropicales del Océano Atlántico meridional, el mar Caribe y el Golfo de México. Tiene un cuerpo plano, de forma diamantada, con un color marrón fango en la parte superior y blanco en el vientre. 

Es una especie que tolera amplios intervalos de temperatura y de salinidad y se alimenta de grandes invertebrados. Su reproducción es vivípara y puede producir entre 4 a 7 crías. El periodo de gestación es bastante corto en comparación con otras especies de rayas, sólo dura cuatro meses permitiendo a las hembras reproducirse dos veces al año. El tamaño medio de estos ejemplares está en 40 cm de anchura, aunque los registros máximos, son de 60 cm para las hembras y 57 cm para los machos. No existen registros de su peso.

Loro Parque vuelve a mostrar su compromiso con la protección y conservación de los animales, demostrando el éxito de su sistema de cría dentro de una filosofía que ha convertido al zoo en la embajada de los animales salvajes.