Buscar
02:51h. jueves, 29 de octubre de 2020

Transición Ecológica estudia el estado de conservación y diversidad de los corales de Canarias

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias ya está desarrollando la segunda fase del proyecto que permitirá conocer el estado de conservación y la diversidad de las comunidades profundas de corales que habitan en las aguas de las Islas.

Valbuena asegura que es “un estudio pionero” que confirma, entre otros resultados, que el coral negro es una especie común y característica de la Macaronesia
Valbuena asegura que es “un estudio pionero” que confirma, entre otros resultados, que el coral negro es una especie común y característica de la Macaronesia

El consejero José Antonio Valbuena destaca que esta iniciativa permitirá conservar y proteger a estas especies cuyo papel es clave en el funcionamiento de los ecosistemas marinos. “Se trata de un estudio pionero de nuestro paisaje marino, fundamental para definir las especies que caracterizan las comunidades, comprender los cambios y conocer los lugares donde pueden desarrollarse estas comunidades de coral”, explica. 

Asimismo, el consejero detalla que “este estudio servirá para identificar y monitorizar cómo el cambio climático influye en las comunidades de corales mesofóticos, como el coral negro, ya que esta especie, por ejemplo, parece pertenecer a un ecosistema propio de la Macaronesia que forma cinturones alrededor de las Islas desde las Azores hasta Cabo Verde”, algo que asegura que “habrá que continuar estudiando”.

Coral Negro2_Fotor

El proyecto, cofinanciado por el Programa Operativo FEDER Canarias 2014-2020, también servirá para comprender su funcionamiento de los corales canarios y los factores que le afectan y ponen en riesgo a través de estudios de oceanografía biológica y oceanografía física y química. Se trata de ‘Estudio ecológico descriptivo de corales mesofóticos en el medio circalitoral (hábitat 1170): establecimiento de estaciones de monitoreo ambiental en relación al cambio global’.

Los corales mesofóticos son un sistema biológico de gran importancia ecológica, científica, pesquera y estética. Su diversidad biológica y ecológica son elevadas ya que aparecen en un ambiente apto únicamente a las especies bien adaptadas a la segmentación creciente y enterramientos frecuentes.  

En esta segunda campaña, se estudiarán las comunidades de La Palma, para analizar cómo la diferencia de temperatura de las aguas influye en los corales mesofóticos, que son organismos que dependen de la luz para hacer la fotosíntesis y que se desarrollan, en Canarias, entre los 40 y los 70 metros de profundidad. 

El estudio permitirá elaborar material visual divulgativo para dar a conocer las comunidades de estas especies. Asimismo, esta iniciativa busca la descripción de los bancos de corales y sus hábitats, la comparación de las comunidades en los extremos térmicos del Archipiélago, la caracterización y evaluación de las comunidades en base a parámetros físicos y biológicos, el establecimiento de los indicadores ecológicos para definir el monitoreo a largo plazo y el seguimiento ambiental de las estaciones.

Por otro lado, toda la información extraída durante estas jornadas se utilizará en la gestión de dichos hábitats y los datos de las especies se registran en el Banco del Inventario Natural de Canarias (BIOCAN).  

El proyecto será llevado a cabo por un grupo de expertos y buceadores técnicos entre los que destacan el especialista de renombre internacional en comunidades de coral, el Dr. Óscar Ocaña, y el realizador y cámara submarino profesional con amplia experiencia en documentales submarinos Rafael Herrero. Los buzos del Club y Escuela de Buceo Naosub dan el soporte logístico en la campaña. 

Debido a la profundidad, el tiempo para realizar tareas de investigación y documentación es limitado, por lo que la metodología diseñada debe ser lo más eficiente posible. Por esto, la grabación de imágenes de vídeo y fotografía, y la recogida de muestras son las principales acciones a las que se recurre. Asimismo, el uso de equipos de buceo técnico de reciclado de gases proporcionará seguridad a los buceadores y aportarán una autonomía de más de tres horas para recorrer el fondo, logrando un mejor tiempo de descompresión.