Buscar
23:40h. Domingo, 23 de Julio de 2017

El Ayuntamiento asegura al Club Natación Las Palmas que continuará en las piscinas del Julio Navarro

Aridany Romero, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, se reunió ayer con la junta directiva del Club Natación Las Palmas (CNLP) para asegurarles que su continuidad no correría peligro en las piscinas del Julio Navarro, y que es el CNLP quién decidirá en último término si le interesa desplazar su actividad o negociar mejoras con el nuevo adjudicatario del Hotel Santa Catalina a cambio del uso de sus instalaciones por parte de los clientes del hotel.

 

Piscinas de Julio Luengo durante una competición deportiva. Cedida por el CNLP
Piscinas de Julio Luengo durante una competición deportiva. Cedida por el CNLP

Los más de 6.000 usuarios de las piscinas han mostrado estos días una enorme preocupación ante el hecho de que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria hubiera podido abrir la puerta a la desaparición del CNLP con el nuevo pliego de adjudicación del Hotel Santa Catalina, que incluye la posibilidad de que la empresa arrendataria utilice con un fin turístico también el espacio de las piscinas del Julio Navarro si ofrece una “reubicación” al Club tras el cese de su actividad. 

Según explicó Romero al presidente del CNLP, Pedro Ruiz, al tesorero de la organización, Sergio Barrera, y a Cesáreo Rodríguez, director deportivo del club, las propuestas presentadas por las empresas que concursen para hacerse con la adjudicación del hotel, y que indiquen en su plan una ‘visión de conjunto’ para la explotación turística de toda la parcela en la que se asienta el hotel Santa Catalina, incluyendo las piscinas de Julio Navarro y Roque Díaz, el club centenario de tenis Gran Canaria y el restaurante peruano Segundo Muelle, que actualmente no forman parte de la concesión del hotel, “sólo tendrán una puntuación máxima de tres puntos en el marco de los cien” que la Sociedad Municipal de Gestión Urbanística de Las Palmas de Gran Canaria, S.A. (GEURSA) plantea en el pliego de condiciones. 

Esto puede favorecer que las empresas licitadoras no apuesten por presentar propuestas concretas sobre la reubicación de estas tres instalaciones situadas entre León y Castillo y Emilio Ley, lo que sería muy costoso, pero sí valoren hacer algún intercambio de servicios a cambio de mejoras que embellezcan ‘a su vez’ el entorno del hotel, lo que sería, según fuentes municipales, “altamente valorado” por la corporación local, que busca que estos espacios públicos se puedan favorecer así también del concurso.

El pliego que se publicará en los próximos días en el BOP Las Palmas establece una adjudicación máxima de 40 años,  una inversión de al menos 15,5 millones de euros para la rehabilitación total de este ‘paquete’ turístico y un alquiler anual mínimo de 550.000 euros, sin contar impuestos ni actualizaciones.

El Club Natación Las Palmas, un referente histórico

El Club Natación Las Palmas es un símbolo y una institución referente de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria cuya finalidad es la práctica de actividades físicas y deportivas sin ánimo de lucro. Desde su creación en 1989, tras la disolución de la sección de natación de la Unión Deportiva Las Palmas, este club ha venido desarrollando una amplia labor social, centrada en la integración de personas con discapacidad y la formación de niños y jóvenes, ofreciendo una alternativa real y eficaz para las clases sociales con menor poder adquisitivo y las personas en riesgo de exclusión social de la capital.

Ruiz añade que “la ubicación céntrica de nuestras instalaciones asegura un acceso fácil de personas mayores o con discapacidad al tener parada de guagua en la misma puerta y ser nuestras dependencias accesibles”, por lo que no ve muy viable llegar a un acuerdo para “recolocar” la actividad en otras instalaciones, pero no “descarta” llegar a arreglos de otro tipo a cambio de mejoras, que puedan girar en torno a la atracción de turismo deportivo de alto nivel, que pueden tener disponible en este complejo un centro de alta capacitación.

Ruiz explica que han estado trabajando conjuntamente a lo largo del último año con el Instituto Municipal de Deportes del Ayuntamiento capitalino, organismo del que depende el CNLP, aportando toda la documentación necesaria para renovar la concesión de las instalaciones deportivas, concesión que se encuentra en precario desde 2009 y “que se está actualizando” para que no exista un vacío legal. “Esperamos que todo este papeleo y estas conversaciones se consoliden en breve”, subraya.

Recordó que, además de los más de 6.000 usuarios afectados por un hipotético traslado, el pliego no garantizaría el empleo del personal del club en caso del mismo: 30 personas contratadas de forma fija y 15 eventuales que colaboran en épocas estivales. “GEURSA ha planteado la subrogación del personal del hotel por parte de la empresa adjudicataria, pero no habla del personal que trabaja en las instalaciones del Julio Navarro, por lo que queremos creer en la palabra del consistorio en que cualquier decisión nos corresponderá a nosotros en último término. Aquí hay familias implicadas”, comenta.

“Desde que la nueva junta directiva asumió la responsabilidad del Club Natación Las Palmas en 2014, el cambio de las instalaciones ha sido total. Aunque no son nuevas se ven cuidadas y hemos vuelto a ilusionar a nuestros usuarios”, explica. El Club, además,  “tiene sus arcas saneadas y está al corriente de pagos con todas las administraciones púbicas”, añade. 

En los dos últimos años, en las instalaciones del Julio Navarro se han invertido más de 200.000 euros. 135.000 de estos los cedió el Ayuntamiento, mientras que el Cabildo Insular de Gran Canaria otorgó otros 70.000 para la rehabilitación de parte de los vestuarios. “De hecho, el Cabildo nos ha concedido otros 35.000 que están pendientes de entrega para rehabilitar el resto de vestuarios”, indica. “El Ayuntamiento aprobó también una partida para este 2017 de 238.000 euros para la renovación de la red eléctrica del Julio Navarro, “que se encuentran sin ejecutar, pero que esperamos que se pueda licitar a corto plazo”, finaliza.


ALGUNOS DATOS SOBRE EL CLUB NATACIÓN LAS PALMAS


En la actualidad el Club Natación Las Palmas cuenta con más de 1.500 titulares con carnet de socio, si bien la titularidad da acceso a familias completas de entre 3 y 5 miembros al uso y disfrute de las instalaciones deportivas del Julio Navarro, lo que puede establecer una cifra mínima de alrededor de 5.000 usuarios autorizados por este club. La cuota para nuevos socios es de 300 euros (que se pueden fraccionar en 5 plazos), y la cuota mensual por familia (esposo/a e hijos menores de 25 años) es de 27€.

El Club Natación Las Palmas realiza su actividad en tres piscinas y tres gimnasios, en los que entrenan 500 deportistas con licencia federativa de distintas modalidades de natación, natación adaptada, natación sincronizada o waterpolo. 

55 deportistas con discapacidad entrenan a diario en las instalaciones del Julio Navarro, además de un gran número de personas con discapacidad que asisten a cursos y talleres. El Julio Navarro es el único club de la capital que cuenta actualmente con sección para personas con discapacidad.

500 niños realizan actividades deportivas integradas en su jornada escolar, y otros 300 hacen distintos cursos durante el año como actividad extraescolar. Además, a eso hay que sumar en verano a los niños que participan en los campus una vez finalizado el curso escolar, unos 100.

Este club imparte también cursos para adultos de socorrismo, de monitor de natación, cursillos de natación, preparación para azafatas y sobrecargos de vuelo o de nado libre. 

La piscina pequeña de 13 metros se utiliza para cursillos de natación y para impartir clases de aquagym. El primer gimnasio se usa  como sala de musculación, el segundo como sala de preparación física de los nadadores y el tercero para clases dirigidas: pilates, trampolín, circuitos, etc.

362 días abierto todo el año. Las piscinas sólo cierran los días 25 de diciembre (Navidad), 1 de enero y 6 de enero (Reyes).

La natación competitiva de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria no ha sido actualizada en lo que se refiere a su infraestructura desde que la Ciudad Deportiva Gran Canaria se remodeló para cubrir su piscina de 50 metros. Desde entonces las piscinas construidas en nuestra capital se destinan a otros usos alejados de la competición y, de hecho, algunas de las que existían han dejado de albergar pruebas deportivas de agua. La dirección del Julio Navarro aspira a la rehabilitación gradual de las instalaciones para seguir liderando la competición deportiva.

Entre las figuras que han salido del Club Natación Las Palmas, destacan el nadador canario paralímpico y varias veces medallista Enhamed Enhamed, la medallista olímpica de natación sincronizada, Paola Tirados (considerada la mejor nadadora canaria de la historia de la sincronizada), o el nadador paralímpico y actual presidente del  Consejo Territorial de la Once en Canarias, Miguel Déniz.

El CNLP junto el Club Natación Metropole (este último privado y que cuenta con la titularidad de sus instalaciones), ceden de manera altruista  durante toda el calendario deportivo sus piscinas para la celebración de las competiciones federadas en todas las disciplinas de natación, sincronizada y waterpolo. Sin embargo, el CNLP es el único club en Las Palmas de Gran Canaria que es organizador y cede sus piscinas para celebrar competiciones de nadadores con diferentes discapacidades de la Federación Canaria de los Deportes para Personas con Discapacidad.

El CNLP también contribuye al turismo deportivo. En estos momentos se organizan en el Julio Navarro los Canary Swim Camps, iniciativa liderada por el nadador olímpico Jorge Ulibarri, por el que 19 equipos extranjeros de natación realizan actividades de preparación y entrenamiento a lo largo del año.

También el centro Fisiomed lleva a cabo en el CNLP labores de preparación física y recuperación de deportistas de alta élite.

Diversos colectivos y empresas patrocinadoras de esta organización ya han presentado escritos en el Ayuntamiento mostrando su apoyo al CNLP y su preocupación por su continuidad en el Julio Navarro, entre ellos, la Federación Canaria de los Deportes para Personas con Discapacidades (FCDPD), la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física (FEDDF), la Federación Canaria de Natación, la Asociación de Familias Numerosas, Federación Española de Deportes para Personas con Parálisis Cerebral y Daño Cerebral Adquirido (FEDPC), el Sindicato Unificado de Policía,  Centro de Actividades Dirigidas Bodyplay o Dielca.