Buscar
02:02h. Martes, 11 de Diciembre de 2018

Gran triunfo del CD Tenerife ante el Real Oviedo (3-1)

El equipo de Joseba Etxeberria completó otra gran actuación, que redondeó con una extraordinaria victoria ante el Real Oviedo (3-1). Mula, por partida doble, y Longo, refrendaron en sobresaliente trabajo de todo el equipo. Tercer triunfo consecutivo, cuatro de cinco y 13 de 15 puntos posibles. 

 

ACOSTA Y VERDES EN UNA ACCIÓN DEL PARTIDO.
/SANTIAGO FERRERO
ACOSTA Y VERDES EN UNA ACCIÓN DEL PARTIDO. /SANTIAGO FERRERO

La primera parte tuvo un comienzo muy igualado, con dos equipos que buscaban el balón para llevar la iniciativa. Mucha intensidad en un partido de máxima exigencia, con un Heliodoro Rodríguez López que no paraba de alentar a los suyos, y que registró una destacada afluencia de espectadores (14.600).

_CD-TENERIFE OVIEDO SF11921_Fotor

La igualada la rompió el equipo blanquiazul con un golazo de bandera de Samuele Longo. Carlos Ruiz lanzó un balón en largo al pichichi local, quien controló con el pecho y cuando el balón, ya orientado, bajaba al césped, el punta italiano conectó un soberbio zurdazo ante el que nada puso hacer Herrero (1-0, 17’).

La extraordinaria acción ofensiva de Longo fue festejada, por todo lo alto, por la ilusionada parroquia blanquiazul. Luego, Suso Santana se escapó por la banda derecha y cuando asistía con mucho peligro a un compañero, Christian desbarató la ocasión de peligro para los de Joseba Etxeberria.

ESTADIO HELIODORO RODRÍGUEZ LÓPEZ.
PARTIDO TENERIFE-OVIEDO
EN LA IMAGEN, MULA CELEBRA SU GOL.
/SANTIAGO FERREROESTADIO HELIODORO RODRÍGUEZ LÓPEZ. PARTIDO TENERIFE-OVIEDO EN LA IMAGEN, MULA CELEBRA SU GOL. /SANTIAGO FERRERO

A los 31 minutos, Bryan Acosta, en un enorme despliegue físico, recorrió muchos metros desde el centro del campo para inquietar a Herrero, quien se anticipó al internacional hondureño. Un gran esfuerzo físico, que estuvo muy cerca de tener premio.

Aveldaño y Carlos Ruiz se emplearon a fondo para desbaratar dos aproximaciones visitantes de bastante peligro. La réplica la puso Mula, con una acción por la banda derecha que estuvo próximo a culminar Samuele Longo.

Era noche de golazos. De nuevo Longo ganó un balón muy arriba y en esta ocasión llegó Mula para lanzar un obús desde la frontal del área, que se coló por toda la escuadra de la meta carbayona (2-0, 38’). Un espectáculo con mayúsculas.

La afición del CD Tenerife se puso en pie para despedir con una sonora ovación a los suyos, cuando enfilaron el camino de los vestuarios. Dos obras de arte que llevaron la firma de Samuele Longo y de Álex Mula (2-0), y que culminaban el sobresaliente trabajo de todos y cada uno de los jugadores blanquiazules. Eso sí, todavía con 45 duros minutos por delante.

ESTADIO HELIODORO RODRÍGUEZ LÓPEZ.
PARTIDO TENERIFE-OVIEDO
EN LA IMAGEN, LUIS PÉREZ Y AARON.
/SANTIAGO FERREROESTADIO HELIODORO RODRÍGUEZ LÓPEZ.PARTIDO TENERIFE-OVIEDO EN LA IMAGEN, LUIS PÉREZ Y AARON./SANTIAGO FERRERO

A los 47 minutos, Alberto evitó el acierto de Fabbrini. El canterano se mantenía a un altísimo nivel en todas las facetas del juego. Bryan Acosta tuvo el tercero en sus botas, pero decidió acabar la jugada con un fuerte remate, que con poco ángulo, no encontró portería (50’). Longo encontró a Bryan Acosta y el catracho tampoco hizo diana (52’).

Muy clara fue la oportunidad a los 54 minutos. Camille realizó una notable maniobra individual y observó el desmarque de Bryan Acosta, quien le entregó un balón medido a Mula, que el centrocampista catalán no logró enviar entre los tres palos.

Alberto también acarició el gol, tras el enésimo despliegue ofensivo de un desatado CD Tenerife. La dejó el omnipresente Bryan Acosta, después del acertado servicio de Suso Santana, y el canterano tocó por encima de Herrero, aunque el balón se marchó alto (60’).

Sin embargo, Saúl Berjón sacó una falta y Forlín, de cabeza, hizo el dos a uno (63’). La afición blanquiazul respondió con todavía más apoyo. Mientras, Joseba Etxeberria decretaba la primera sustitución, con Aitor Sanz ocupando el lugar en el once de un aplaudido Suso Santana.

Pero había mucho CD Tenerife. Un equipo que va con todo. Así, Bryan Acosta recorrió por enésima vez muchos metros para Mula, quien picó sobre la salida de Herrero y llevó el delirio a las gradas, con el más que justo tres a uno (71’).

Raúl Cámara suplió a un ovacionado Bryan Acosta (79’). Restaba el último tramo de partido y redoblar todavía más si cabe tan inmenso esfuerzo. Entre una nueva ovación, tras el cambio de Mula por Juan Carlos, y el control del juego, se llegó al final de una nueva victoria (la tercera consecutiva y cuarta en cinco partidos) del CD Tenerife de Joseba Etxeberria.