Buscar
23:43h. Domingo, 23 de Julio de 2017

En el recuerdo : Quique Martínez, una gloria del Metropole y de la natación española

Nuestro querido y recordado Quique, nació en el lejano 1920, la multitud de distinciones que condecoraban su carrera era el fiel reflejo de su legado inigualable: Hijo Predilecto de Las Palmas de Gran Canaria, Hijo Predilecto de Gran Canaria, Premio Canarias del Deporte, Gran Cruz de la Orden de las Islas Canarias, medalla de oro de Deportes del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, medalla de plata del Consejo Superior de Deportes al Mérito, medalla de oro de servicios distinguidos de la Federación Española de Natación, Fue en 1995 Premio Canarias al Deporte. 

Quique Martínez, una gloria del Metropole y de la natación española
Quique Martínez, una gloria del Metropole y de la natación española

Posee el título de Mejor Entrenador de Natación de España, el Título de Maestro de Natación, socio de Honor e Insignia de Oro y Brillantes del CN Metropole.

Su carrera deportiva como técnico fue más brillante, siendo seleccionador nacional en los Juegos Olímpicos de Verano de Roma (1960), Tokio (1964) y México (1968). Además, estuvo presente en dos Campeonatos del Mundo: Belgrado (1972) y Berlín (1978). Y en tres Campeonatos de Europa: Turín (1958), Leipzig (1962) y Viena (1974).

Cuatro Juegos del Mediterráneo, Copas Latinas, Copas de Europa, … toda una vida dedicada al mundo acuático y al deporte contra el crono.

Siempre recordaba que la edad de oro de la natación isleña arrancó en 1941, cuando Roque Díaz hizo historia en Palma de Mallorca al proclamarse campeón de España en 100 metros braza. A partir de ahí, él tuteló las carreras de míticas figuras como Ramón Díaz, Juan Cabrera, Perico Massieu, primer internacional canario, Jesús Domínguez o Arturo Lang Lenton.

Desde 1951, con una competición celebrada en Génova, inició su andadura al frente del equipo español, singladura que se prolongó durante décadas y que le granjeó un prestigio sin par en el gremio. De hecho, hasta hace unos años seguía siendo reclamado por diferentes instituciones para ejercer de observador y asesor pese a su avanzada edad.

Su hijo Quique Martínez continúa con la tradición familiar y es un destacado entrenador de enorme prestigio.

El Viernes día 16 de Junio y el  Sábado día 17 de Junio, la Federación Canaria de Natación, guardó un minuto de silencio en todas sus competiciones, en su memoria .

Los que a pesar de los años, seguimos nadando todos los día en nuestro Metropole, te recordamos y seguimos tu ejemplo, con una mente sana, en un cuerpo sano.

Hasta siempre Maestro.

(*) Socio y nadador