Buscar
15:46h. viernes, 30 de octubre de 2020

FEDECO y Comercio del Gobierno de Canarias unifican criterios

La Federación de Desarrollo Empresarial y Comercial de Canarias (FEDECO) ha mantenido este pasado jueves 30 de abril una reunión telemática con el Director General de Comercio y Consumo del Gobierno de Canarias, David Mille Pomposo, para conocer los principales aspectos de las fases de desescalada y trasladar desde FEDECO las propuestas del comercio minorista, local y de proximidad.

FEDECO y Comercio del Gobierno de Canarias unifican criterios
FEDECO y Comercio del Gobierno de Canarias unifican criterios

En esta reunión solicitada por la directiva de FEDECO estuvieron presentes además del Director General de Comercio y Consumo del Gobierno de Canarias, David Mille; el presidente de FEDECO, Antonio Luis González Núñez; la presidenta de APROLITE, Remedios Sosa; Oliver Álvarez, presidente AECAN en Candelaria; Mercedes Hernández Castillo presidenta de FAEP La Palma; Doris Borrego, presidenta de ASCAV; Vladimir Camacho Rosales, presidente de ASPECOTE; Pablo Borges, presidente de ASOLIMTE; el Secretario General de FEDECO, Víctor Sánchez Cruz; y la asesora jurídica de la federación, Patricia González DePedro.

El responsable de Comercio y Consumo del Gobierno de Canarias comenzó su intervención comprometiéndose a estudiar y a tener en cuenta las propuestas presentadas por FEDECO tales como: aprobar un marco normativo que permita el diferir a medio plazo de rentas mientras dura el cierre y al menos hasta los 6 meses siguientes a su terminación, medidas de apoyo fiscal y financiero, paralizar o reducir de forma proporcional el pago de impuestos o tasas de aplicación al sector (i.e. IBI, IAE, tasas municipales) por un periodo mínimo de tres meses, flexibilizar las condiciones de los ERTE para una reincorporación gradual o estimular activamente el consumo local en los pequeños comercios tras el confinamiento, entre otras (se adjunta documento).

Otro de los asuntos planteados por parte del presidente de FEDECO, Antonio Luis González Núñez, al Director General de Comercio se centró en la preocupación de las condiciones ante la próxima apertura de las tiendas, a lo que respondió –“debemos esperar a las próximas órdenes ministeriales para conocer al detalle las condiciones exactas, como lo que ocurre con el comercio minorista situado en los Centro Comerciales que albergan hipermercados”.

Por parte de la Asociación de Empresarios del Comercio del Libro y Papelería de Canarias (APROLITE) representada por su presidenta Remedios Sosa se trasladó la necesidad de –“tomar medidas para reactivar el sector del libro como la compra directa por parte de las bibliotecas públicas a las librerías y no a las distribuidoras como se hace hasta ahora, para ello habría que modificar la Ley de contratos”. Sosa también solicitó al Director General sugerir a la FECAM que los municipios realicen las compras en el comercio más cercano para adquirir todo el material necesario así como fiscalizar a los colegios con competencia municipal para que compren en la campaña de texto.

En cuanto al comercio textil, representado por parte de Vladimir Camacho, se planteó el problema de la falta de espacio para exponer el género y la mercancía debido a las normas de prevención. A esto hay que sumar la incertidumbre sobre –“qué va a pasar con las pequeñas tiendas que se encuentran en los centros comerciales lo que nos lleva a un problema aún mayor cuando se llegue el periodo de rebajas, lo que será un agravio comparativo con respecto al resto de pequeñas empresas ante las grandes firmas”.

Ante esta duda, David Mille hizo referencia a lo acordado en la reunión con la secretaria de Estado –“que una vez finalizada la situación de alarma desde el Ministerio se iba a estudiar el impacto de los precios y el consumo”.

La presidenta de FAEP La Palma, Mercedes Hernández Castillo, trasladó a David Mille su preocupación sobre la herramienta en forma de market place anunciada por el Director General a través de la cual se podrán centralizar las compras online de las pymes de Canarias. En concreto, Mercedes Hernández recordó que –“en estos momentos existen zonas comerciales abiertas y asociaciones que se encuentran en franca paralización por lo que no podrán trasladar los datos necesarios para ser incorporadas a esa central de datos”. Ante esta cuestión David Mille aclaró que se trata de una herramienta abierta para que los comercios se puedan ir incorporando a medida que lo demanden.

El sector de la limpieza, como servicio esencial, no se ha visto obligado al cierre o al cese de actividad pero sí recordó Pablo Borges, presidente de ASOLIMTE –“que igualmente hemos tenido que practicar ERTES en la mayoría de las empresas del sector ante la caída de clientes”.

De igual manera el representante de ASOLIMTE aprovechó para recordar al Director General de Comercio y Consumo la importancia de la realización de test rápidos al personal de este sector a través de los servicios de prevención de las empresas –“aunque las empresas ya utilizan sus EPIS sí es verdad que tienen una alta rotación con muchos clientes al día”, matizó Pablo Borges.

Antes esto David Mille aclaró que –“precisamente durante la última reunión con el Ministerio se determinó que las medidas de seguridad y de prevención que se impusieran en esta nueva situación de desescalada no afectasen a las medidas ya implantadas”.

La presidenta de ASCAV, Doris Borrego, comenzó su intervención rompiendo una lanza en favor del comercio tradicional teniendo en cuenta, según afirmó, que –“sin comercio no hay turismo y por lo tanto no hay vivienda vacacional”.

Recordar que el 40% del presupuesto de los usuarios de la vivienda vacacional lo emplean en el comercio de proximidad por lo que el impacto económico actual, según datos del propio Gobierno de Canarias, asciende a 1.500 millones de euros al año.

“Según podemos observar los países del norte y en especial Alemania están protegiendo al máximo la economía local y sin embargo aquí decir que en los Centros Comerciales no pueden abrir los pequeños comercios y sí las grandes cadenas de hipermercados es las distintas fases, no lo puedo entender”, destacó Doris Borrego.

Por su parte el presidente de FEDECO, Antonio Luis González Núñez, volvió a insistir en el papel tan crucial que han jugado los pequeños y medianos comercios durante esta situación de alarma –“destacar el trabajo realizado en las tiendas de barrio, las fruterías, asesorías, farmacias o carnicerías, en estos tiempos de pandemia, demostrando la importancia del comercio local y que se debe poner en valor el trabajo realizado”.

Sobre las ayudas por empleado a las micropymes de 200 a 400 euros divididas en diferentes tramos, el Director General de Comercio y Consumo del Gobierno de Canarias, David Mille, aclaró que-“a expensas de que el Gobierno de Canarias destine las partidas correspondiente o no, hemos diseñado las ayudas para aquellas micropymes y autónomos de hasta cinco trabajadores en el momento de la declaración del estado de alarma y que estuvieran incluidas en alguno de los epígrafes del comercio minorista”, en respuesta a la duda planteada en este sentido por el presidente de la Asociación de Empresarios de Candelaria (AECAN), Oliver Álvarez, recordando que la mayoría de los negocios que se encuentran en este municipio son micropymes.

Por su parte, el Secretario General de FEDECO, Víctor Sánchez Cruz, hizo especial hincapié en los protocolos de seguridad del personal y de los clientes así como de la posibilidad de un repunte. Ante estas cuestiones David Mille aclaró que -“sobre un posible aumento de contagios no deseado, pues sería la vuelta atrás la acción que se realizaría, como así está establecido en el plan de desescalada aprobado por el Consejo de Ministros”.

Por último, el Director General de Comercio y Consumo, David Mille, aclaró en respuesta a la asesora jurídica de FEDECO, Patricia González, sobre la reincorporación de los trabajadores y la finalización de los ERTEs que –“existe una preocupación real por la obligatoriedad de mantener seis meses a los trabajadores sometidos a un Expediente de Regulación de Empleo. No obstante, opino que se está estudiando esa circunstancia y que con toda probabilidad se ampliará el estado de alarma, se vincularán esos ERTEs no por fuerza mayor sino por la ampliación de esa situación especial”.

Desde la Dirección General de Comercio y Consumo se han planteado tres tipos de ayudas: una ayuda directa para autónomos y pequeñas empresas y micropymes de hasta cinco empleados para cubrir gastos corrientes y circulantes, hasta un máximo de seis meses, e irán en función del número de trabajadores de 200 a 400 euros destinada a los pagos fijos que han tenido que afrontar como alquileres, luz, agua…; una segunda línea en este caso en forma de subvención de hasta un 70% dirigida a la modernización y la digitalización de los autónomos y de las pequeñas empresas del comercio minorista; y una tercera línea dirigida a la formación.