Buscar
14:49h. viernes, 10 de julio de 2020

FEPECO requiere a la Administración para que se avance en la redacción de proyectos de obra pública

Oscar Izquierdo presidente de FEPECO anima a la distintas administraciones públicas a ser eficientes porque “no es el momento de quedarse quietos, ahora la administración tiene que aprovechar el tiempo para agilizar los proyectos de construcción de obra pública, unos empantanados que llevan tiempo esperándose y otros por comenzar, con el propósito de que cuando termine esta situación de alarma, podamos acometer de manera inmediata la ejecución de obra que permitirá mantener el sistema productivo y empujar a los otros sectores económicos que dependen directamente de la construcción. 

Oscar Izquierdo, presidente de FEPECO: Es el momento de aprovechar el tiempo en la retaguardia
Oscar Izquierdo, presidente de FEPECO: Es el momento de aprovechar el tiempo en la retaguardia

Los retrasos acumulados en la redacción de proyectos tienen ahora una oportunidad de corregirse, si las administraciones son capaces de apresurar la redacción de los mismos con un trabajo concienzudo. No se entendería una inacción absoluta, por dejadez de funciones.  
 
La solución a corto plazo para salir de esta crisis generalizada empieza por el principio, que es tener los proyectos y permisos de las obras a ejecutar ya finalizados y pronto para ponerlos por obra en el momento oportuno, es prioritario elaborarlos con la máxima celeridad. Es una etapa intermedia entre la planificación y la construcción.  A estas alturas la mayoría de las obras públicas planificadas no tienen proyecto o no hay manera de concluirlos, por lo que es el momento de los hechos, para comenzar una nueva etapa haciendo, más que diciendo. Todos sabemos las obras que hay que poner en marcha cuando sea posible, por lo tanto, la planificación está más que machacada, lo siguiente, que son los distintos proyectos de las diferentes obras, es lo que no se ha hecho o no se ha terminado y es el paso básico que permitirá encauzar las distintas actuaciones.
 
El momento de crisis sanitaria y el confinamiento a que estamos expuestos, no significa una paralización en los quehaceres que puedan desarrollarse desde el teletrabajo. La administración tiene que ser paradigmática en dar ejemplo y ser eficiente ahora más que nunca. Es el momento de la coordinación entre los técnicos y los responsables públicos, para avanzar en la efectividad de la planificación prevista de obra pública. Hay que esforzarse más que nunca para tener a tiempo todo el complejo caminar administrativo, que permita empezar la ejecución de las obras de infraestructura cuando sea posible. Que no haya retrasos por cuestiones administrativas, porque tiempo se tiene para avanzar en la resolución de los proyectos de obras.  Es el trabajo en la retaguardia el que ahora hay que implementar con exigencia, esperando los frutos de una ocupación operativa por parte de la administración.
 
Siempre hay que recordar que uno de los factores más importantes en el desarrollo de un territorio viene dado por la construcción de nuevas infraestructuras y viviendas que contribuyan a potenciar la actividad económica, la creación de empleo y a mejorar la calidad de vida de las personas.