Buscar
19:34h. Viernes, 19 de Octubre de 2018

Narvay Quintero plantea en Madrid la necesidad mantener los fondos europeos destinados al sector primario de las Islas

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, ha señalado esta mañana en Madrid la “tremenda injusticia que supondría la reducción de los fondos europeos destinados al sector primario de las Islas”, a raíz del anuncio realizado por la Comisión Europea sobre el planteamiento previo del futuro presupuesto de la Política Agraria Común (PAC).

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias ha participado esta mañana en el Consejo de Política Agraria en el Ministerio de Agricultura
El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias ha participado esta mañana en el Consejo de Política Agraria en el Ministerio de Agricultura

Quintero ha participado esta mañana en el Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios que se ha celebrado en la sede del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en Madrid, en el que ha trasladado al nuevo ministro, Luis Planas, la necesidad de que España plantee en Bruselas que “no se puede enmendar un presupuesto haciendo una reducción general que no tenga en cuenta las especificidades de las regiones ultraperiféricas, sin duda el eslabón más débil de todo el sector primario europeo”.

El consejero autonómico, que estaba acompañado por el viceconsejero del Sector Primario, Abel Morales, ya tuvo ocasión ayer de adelantar al ministro la posición de los agricultores y ganaderos de las Islas, cuyos representantes se reunieron el pasado viernes para expresar su rechazo a esta medida de la Comisión Europea que afectaría a alrededor de 13.000 perceptores. “No hay que olvidar”, ha indicado Quintero, “que los agricultores y ganaderos representan no sólo un sector económico, sino el mantenimiento de nuestra biodiversidad, parte de nuestra cultura y el respeto al medio ambiente, además de la base del crecimiento de la soberanía alimentaria, la garantía de una mayor seguridad alimentaria y la generación de economía en el entorno”.

La propuesta reduciría aproximadamente un 3,9% las ayudas directas del REA (de 72,7 a 69,9 millones) y del POSEI (unos 11 millones de euros menos, de 268 a 257 millones, aproximadamente). 
Narvay Quintero ha explicado que “como hemos reiterado en numerosas ocasiones, estas ayudas que perciben los productores de las Islas son un derecho adquirido e incluido en el artículo 349 del Tratado de Lisboa, que defiende a las producciones de las regiones ultraperiféricas frente a terceros países y compensa sus condiciones de lejanía, fragmentación territorial y especial orografía”. “Somos diferentes”, ha añadido el consejero, “y se nos deben aplicar políticas diferentes”.

Quintero ha recordado que existe un compromiso, alcanzado en Tenerife a principios de este año, de los ministros de Agricultura de Francia, España y Portugal “a combatir que el Archipiélago y el resto de regiones RUP sean afectadas por esa posible disminución de las ayudas”. Además, el consejero ha explicado que la propia Comisión Europea ha reconocido que las producciones de estas regiones no pueden competir en igualdad de condiciones en un escenario de libre mercado y “de hecho, su propio presidente, Jean Claude Junker, aseguró en octubre del año pasado que no contaba con reducirlos ni corregirlos a la baja”. 

Esta reducción también afectaría al llamado segundo pilar de la Política Agraria Común (PAC) europea, la que contribuye a la transformación de las estructuras agrarias, su modernización, la incorporación de jóvenes o las mejoras sociales y ambientales de las zonas rurales, “procesos que se han puesto en marcha gracias a estas ayudas y que no podemos interrumpir ahora”, ha concluido.