Buscar
11:51h. Martes, 31 de marzo de 2020

El presidente del CIEE aboga por medidas contundentes y rápidas para frenar la crisis que está generando el coronavirus

El presidente del Club Internacional de Empresarios & Emprendedores, Marco Antonio Cabrera, ha manifestado que la preocupación empresarial por los efectos del coronavirus, tanto en la salud como en la economía, cada vez es mayor.

“El coronavirus nos afecta a todos y por ese motivo es necesario la colaboración de todas las partes si queremos normalizar la situación en el menor tiempo posible”
“El coronavirus nos afecta a todos y por ese motivo es necesario la colaboración de todas las partes si queremos normalizar la situación en el menor tiempo posible”

“Hay mucho miedo” señala el máximo dirigente del CIEE quien incide que la preocupación se centra desde la posibilidad del contagio hasta las graves pérdidas económicas. “Ante esta dura situación somos conscientes de que la economía se recupera y que lo primero es la salud y evitar que aumente el número de fallecidos e infectados, pero hay que buscar rápidamente medidas económicas contundentes que puedan frenar el gran desastre económico que se avecina” destaca Marco Antonio Cabrera Gil.

Por otro lado, incide en que se espera que “desde el Gobierno de España en coordinación con los diferentes gobiernos autonómicos se adopten medidas solidarias para abordar esta crisis”. El tejido empresarial, señala Cabrera Gil está seriamente preocupado por sus empleados y por ese motivo “es necesario destinar o contemplar un fondo de dinero que permita hacer frente a su salario y evitar despidos masivos”.

El presidente del CIEE hace énfasis en que España está semiparalizada y los expedientes de regulación temporal de empleo empiezan a ser una realidad. “Hay sectores muy afectados sobre todo en Canarias como el turismo, comercio y hostelería, y su músculo financiero ya no es capaz de soportar esta situación actual “, añade Marco Antonio Cabrera quien además señala que hay que buscar soluciones no a corto plazo y con la finalidad de contener el virus, sino para hacer frente también al periodo donde la economía empiece a reactivarse.

Por otro lado, el presidente del CIEE reconoce que la principal amenaza de los autónomos y pymes será la falta de liquidez que derivará en desatender los pagos como las rentas, hipotecas, créditos e impuestos; por ese motivo señala que “la moratoria en el pago de impuestos y la línea de crédito para empresas y autónomos que apunta el Gobierno de España ayuda pero no es suficiente ni responde a la envergadura del problema”.

Finalmente, Marco Antonio Cabrera Gil incide en que hay que plantearse que las cuantiosas pérdidas económicas precisan de medidas más contundentes como ya señalan diferentes colectivos empresariales como la suspensión de la cuota de autónomos y empresarios en los próximos meses, flexibilizar el pago de impuestos y obligaciones empresariales, inyectar líneas de crédito y financiación bancarias donde se establezcan periodos de carencias e intereses bajos, y dentro del ámbito privado instar a los propietarios de locales a negociar las rentas, ya que “el coronavirus nos afecta a todos y por ese motivo es necesario la colaboración de todas las partes si queremos normalizar la situación en el menor tiempo posible” concluye este.