Buscar
10:25h. lunes, 26 de octubre de 2020

La Construcción reivindica su papel como elemento tractor de la economía e impulsor del empleo

Ahora toca reinventarse y ser proactivos, para ofertar seguridad sanitaria, también personal, modernización de la planta alojativa e incentivos atractivos, para seguir siendo un destino turístico de primer orden mundial.

El sector de la construcción reivindica su papel como elemento tractor de la economía e impulsor del empleo y plantea iniciativas que no frustren su capacidad dinamizadora en un momento crítico
El sector de la construcción reivindica su papel como elemento tractor de la economía e impulsor del empleo y plantea iniciativas que no frustren su capacidad dinamizadora en un momento crítico

También es obvio que hay que potenciar el sector primario y desde nuestra realidad física archipielágica en el Atlántico medio, ser esa plataforma intercontinental, de la que tanto siempre se ha hablado y poco se ha ejecutado.

Pero no se puede contraponer o despreciar sin más, a lo que ha traído bienestar social y crecimiento económico a Canarias, como ha sido la combinación construcción-turismo. La reactivación tiene que pasar por cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que favorezca una red de carreteras seguras, eficientes, en simbiosis con el territorio; también, mejorar las dotaciones o equipamientos en salud o bienestar, ahora más que nunca debido a la pandemia que sufrimos e implementar las obras de tratamiento del agua y saneamiento oportunas.

Además, hay que posibilitar ciudades sostenibles, a través de una ola de regeneración inmobiliaria, con la potenciación de la rehabilitación, que impulse la eficiencia energética, la accesibilidad universal y la digitalización.

Un reto para conquistar es resolver el acceso a la vivienda de los jóvenes y crear un parque de alquiler asequible, para solucionar la emergencia habitacional, tan dramática e injusta. Porque no se recuperará suficientemente el empleo sin la construcción de vivienda nueva o la rehabilitación del envejecido parque de vivienda actual y para eso es crucial la colaboración público-privada.

La conservación de nuestras infraestructuras y especialmente de las carreteras, tiene que ponerse en marcha rápidamente, porque uno de cada diez kilómetros presenta una situación deficiente e incompatible con una movilidad segura y sostenible. La reforma y la rehabilitación edificatoria tienen que servir de impulso mejorando las condiciones vivenciales.

El estado de conservación de nuestro parque de edificios exige un relanzamiento de la rehabilitación con el objetivo de mejorar su eficiencia energética, sus condiciones de accesibilidad y su estado de conservación. Sin olvidarnos que este tipo de actuaciones mejoran la seguridad e incrementan el valor patrimonial del inmueble, con viviendas más confortables y revalorización de los activos inmobiliarios y sobre todo, la calidad de vida de los ciudadanos.

También es imprescindible, porque la incorporación de la digitalización a nuestra vida ordinaria exige que se facilite el acceso de las infraestructuras de comunicaciones, para hacer posible edificios digitalizados. Además, tenemos en el mercado un porcentaje de edificaciones que necesitan urgentemente acometer obras de conservación por su estado ruinoso o deficiente, principalmente por falta de mantenimiento a lo largo del tiempo de uso, aprovechando la renovación para eliminar sustancias peligrosas en los edificios. Todas estas acciones significarían una regeneración y renovación urbana, que posibilitaría modernizar nuestras ciudades y pueblos.

La Unión Europea, con el fin de superar la crisis económica derivada del COVID- 19, ha llevado a cabo una fusión de los planes previos a la pandemia —Pacto Verde o Green Deal y Agenda Digital— cuya consecuencia es un Plan de Recuperación, cuyo principal objetivo es concretar la inversión en sectores y actividades de proyección futura para lograr los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030, señalando como actividades preferentes, la construcción, la digitalización de servicios y una “ola de renovación inmobiliaria”. La construcción es vida, significa progreso y es generadora de actividad económica y empleo. Construyendo avanzamos, recuperamos y aseguramos el futuro y eso es desarrollo sostenible.

Fepeco Construccion Oscar Izquierdo 18-52-20_Fotor

Óscar Izquierdo, Presidente de FEPECO – Provincia de Santa Cruz de Tenerife. María de la Salud Gil, Presidenta de AECP – Provincia de Las Palmas.José Manuel Ojeda, Secretario General de CC.OO. construcción y servicios en Canarias. Juan Carlos Pérez, Secretario General de FICA-UGT en Canarias.

Es el momento de hacer más y hablar menos. Se pierden muchas energías en reuniones, anuncios de planes, ruedas de prensa o promesas y se ejecuta poco. Se requiere más acción y menos palabra, porque se pueden hacer todos los planes de reactivación económica y social posible, pero si después no hay concreción, no avanzamos. No sólo hay que anunciarlos y publicarlos, lo importante es ejecutarlos. Hay que agilizar procedimientos administrativos para potenciar la actividad empresarial y crear empleo. Trabajando es como saldremos adelante y se necesita agilidad burocrática para la reconstrucción.

La capacidad de arrastre y locomotora que para la actividad económica provoca el sector de la construcción es evidente. El parque de edificios y viviendas en las islas necesita un proceso importante de renovación, rehabilitación, mantenimiento o reforma suficiente y además eficiente energéticamente, con accesibilidad universal y la incorporación de la digitalización. La Unión Europea apuesta decididamente por la economía sostenible y la construcción tiene mucho que decir y hacer al respecto, porque el Fondo de Recuperación incide en financiar proyectos que signifiquen una ola de renovación urbana e inmobiliaria. Por lo que se hace urgente la promoción de ayudas públicas que permitan alcanzar estos objetivos sostenibles, a través de la rehabilitación y el acceso a la vivienda digna, adecuada, con calidad y bienestar.

Hay que recordar que la construcción genera una actividad inducida de 1,92 euros por cada euro invertido, a lo que hay que añadir retornos fiscales cercanos al 50%. Además, ese proceso de renovación no sólo tiene que ser energético, sino que, como consecuencia del COVD-19, ahora más que nunca hay que implementar acciones concretas en el campo de la salud, en cuanto a la edificación, rehabilitación o modernización de todas aquellas infraestructuras sanitarias, anticuadas, desfasadas e inapropiadas.

La licitación y contratación pública es perentoria y no puede dilatarse más. La administración Pública tiene que hacer los deberes, aprobarlos con nota y trabajar con más rapidez, eficiencia gestora y eficacia en la resolución de los expedientes y especialmente en la concesión de licencias de obras.

 

CONTEXTO DE COYUNTURA ECONÓMICA

  • El Sector de la Construcción se caracteriza por su estructura descentralizada (grandes, medianas y pequeñas empresas, con una alta proporción de pymes y autónomos) y variada (entre las actividades del Sector destacan el sector inmobiliario, el subsector de la edificación residencial subsector de Reforma y Rehabilitación, el subsector de Construcción de infraestructuras, las industrias relacionadas con la fabricación de materiales de construcción, la distribución, el comercio al por mayor de materiales de construcción con toda la red de almacenistas que surten al sector. Y por último todo el mercado de la industria del alquiler de maquinaria para la construcción y la obra pública.

  • La aportación del Sector al Valor Añadido Bruto en Canarias significa el 5,8 lo que supone 2.733 millones de euros (en 2008 eran más de 4.000 millones).

  • En cuanto a importación, unos 50 millones de euros (una reducción del 65,2 % respecto de 2008).

  • Cuenta con 5.253 empresas, lo que significa el 9,1 % sobre el total de empresas en Canarias y emplea a 52.298 trabajadores, un 7% sobre el total.

  • Es un Sector muy estructurado desde el punto de vista laboral. Con una tradición de paz social y negociación colectiva ejemplar: Fundación Laboral de la Construcción y Convenio General del Sector.

  • Es el segundo de mayor creación de empleo (15 trabajadores por millón de euros invertido, 3,3 empleos por vivienda), genera la mayor actividad económica inducida (1.92 euros por euro invertido) y un retorno fiscal del 50%.

  • Es un Sector calificado de baja probabilidad de contagio frente al COVID- 19 (Ministerio de Sanidad y Ministerio de Trabajo (Inspección de Trabajo)), que ha adoptado. En este contexto, las empresas del sector de construcción han adaptado sus operaciones para asegurar la continuidad de las obras, aplicando protocolos sanitarios que han sido pactados con los sindicatos mayoritarios, con los que se ha acordado una “Guía de actuación preventiva por causa del CoVid-19 en las obras de construcción. Además de seguir todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias. 

    DATOS PARAMETRALES:

  • Licitación de enero a junio 2020/2019: CCAA:

    CENTRAL: LOCAL:

  • Visados de Obra Nueva Residencial:

    Reforma:
    Ampliación: Certificación fin de obra:

  • Hormigón Abril a Septiembre

  • Cemento:

  • 418.285.000 (-42% s/2019) -62%
    -15.06%
    -22,3%

    - 20,5%

    - 42%
    - 9,1 %
    - 71.7 %

    – 47%

     

    La reducción en la venta de Cemento

  • el primer trimestre de 2020/respecto de 2019 es del -14%.

  • el segundo trimestre se sitúa en torno al – 12,7 %

  • el semestral en un -13,5 %

  • el interanual en el -9%.

  • La afiliación media a la seguridad social del sector durante el mes de septiembre se sitúa en un -3% de variación interanual (-1604 afiliados). Respecto al paro registrado, el sector fue el segundo sector que más creció en las tasas, con un +17,15% (3.478 parados más) y arrojando la cifra total de 23.759 registrados (el 9,2 % respecto a la total de parados de la CCAA).

     Empleo y paro. -

  • La afiliación media a la seguridad social del sector durante el mes de septiembre se sitúa en un -3% de variación interanual (-1604 afiliados). Respecto al paro registrado, el sector fue el segundo sector que más creció en las tasas, con un +17,15% (3.478 parados más) y arrojando la cifra total de 23.759 registrados (el 9,2 % respecto a la total de parados de la CCAA).

     

    ADOPCIÓN DE MEDIDAS DE CALADO O DESPLOME:

  • Que se genere un Plan de Estímulo que contemple las inversiones en Obra Civil por Consejerías y calendario de ejecución su caso, de la CCAA.

  • QuesegenereunPlanIntegralyespecíficodeimpulsoyplanificaciónde la inversión público/privada en edificación y obra civil como (“elemento tractor”, “efecto palanca”) en la reactivación económica.

  • QueseprocedaalapuestaadisposicióndelafichafinancieradelPlan Canario de Vivienda, Plan Estatal de Vivienda (Real Decreto 106/2018) y ficha financiera adicional reciente aportada por la Orden TMA/336/2020, de 9 de abril, así como los fondos propios.

  • Que se ponga en marcha con carácter inmediato el Plan de Viviendas de Canarias que contemple, asimismo, un Plan de Emergencia habitacional: publicación urgente, derogando en ese mismo acto la normativa obsoleta vinculada a la vivienda protegida e instaurando la figura de la “promoción delegada” y haciendo uso de los instrumentos a su alcance (VISOCAN e ICAVI) como herramientas ejecutoras de dicho Plan. Determinación del procedimiento administrativo a través del ICAVI: en régimen simplificado.

  • Que se active la licitación pública de proyectos de arquitectura e ingeniería. Sin proyectos no se pueden hacer previsiones de inversión ni se puede construir. La preparación y realización de los Pliegos de Condiciones para las licitaciones pueden ser externalizados, permitiendo, agilizar los procesos y conseguir proyectos de calidad con alto grado de aceptación en los ciudadanos.

  • Que se agilicen los procedimientos administrativos que ralentizan y/o paralizan inversiones estratégicas, tanto públicas como privadas, con el establecimiento de procedimientos administrativos exprés en materia de licencias y permisos, licitación y adjudicación.