Buscar
07:10h. martes, 11 de agosto de 2020

Dos activistas han logrado poner el foco de atención mediático y social en el hotel costero que se construye en la playa de La Tejita

Dos activistas han logrado poner el foco de atención mediático y social en el hotel costero que se construye en la playa de La Tejita: a primera hora de la mañana escalaron hasta lo alto de la grúa de construcción de esa instalación hotelera y desplegaron pancartas con el mensaje “Stop Hotel” y “Paralización Ya” para exigir la paralización de las obras.

 

Una activista descansa en lo alto de la grúa de la obra de construcción del hotel La Tejita, Foto: Esteban Pérez
Una activista descansa en lo alto de la grúa de la obra de construcción del hotel La Tejita, Foto: Esteban Pérez

Reprochan que la construcción del hotel siga adelante a pesar de las acciones judiciales y administrativas emprendidas contra ese proyecto y, además, critican la pasividad de los responsables políticos ante la continuidad de unas obras que tildan de ilegales.

La plataforma Salvar La Tejita lleva tiempo denunciando que la empresa responsable del proyecto (Grupo Viqueira) vulnera la orden judicial de suspensión de las obras y, en línea con ello, reclamando a las administraciones competentes que tomen cartas en el asunto. Durante el confinamiento también han alertado de que la constructora ha aprovechado para acelerar los trabajos. A pesar de ello, todos los responsables políticos con competencias en ese asunto han mirado por otro lado, incluyendo tanto al gobierno local de Granadilla de Abona como al del Cabildo de Tenerife, Gobierno de Canarias y Gobierno estatal, así como a organismos como Costas.

Por ello, la plataforma ha indicado que aunque no ha participado en la organización de la acción de protesta desarrollada hoy, entiende que haya quienes no aguanten más y se lancen a exigir medidas a través de acciones contundentes. Señalan en ese sentido que aunque no han tenido que ver con la protesta, la apoyan. A titulo particular, durante la mañana integrantes del colectivo y simpatizantes de su causa han difundido por redes un mensaje de movilización que invitaba a acudir al aparcamiento colindante al hotel para apoyar a los activistas que se habían trepado a la grúa.

Además de esos simpatizantes y de medios de comunicación, en la zona se dieron cita también efectivos de Bomberos, Policía Local y Guardia Civil. En un primer momento los guardias intentaron convencer a los activistas para que bajaran de la grúa por sí mismos. Ante su negativa, emprendieron un vistoso desalojo vía helicóptero.