Buscar
12:16h. Domingo, 26 de Mayo de 2019

BUGA denuncia la pésima gestión en playas y política turística del Gobierno de Granadilla

La Asociación Vecinal Barrios Unidos Granadilla de Abona (BUGA), a través de su portavoz José Gregorio Gaspar Hernández, quiere manifestar su indignación y denuncia pública tras conocerse los resultados de los galardones Bandera Azul por la organización ADEAC para el presente año.

 

Por segundo año consecutivo la playa del Médano queda excluida de los galardones Bandera Azul por lo continuados vertidos de aguas fecales y contaminación del litoral granadillero
Por segundo año consecutivo la playa del Médano queda excluida de los galardones Bandera Azul por lo continuados vertidos de aguas fecales y contaminación del litoral granadillero

Dentro de las playas distinguidas con Bandera Azul de la isla de Tenerife no hay ninguna en el litoral granadillero, y ello a pesar de contar con algunas de las mejores playas naturales de la isla como El Médano, La Jaquita o La Tejita. Hecho totalmente lamentable ya que durante años la playa del Médano ostentó dicho distintivo de calidad.

En opinión del colectivo vecinal la nula gestión de los servicios en las playas granadilleras, y la pésima gestión de los continuos vertidos de aguas fecales que se producen a las playas y a la costa granadillera, demuestran una gestión por parte del Ayuntamiento de Granadilla nefasta, con total abandono de las playas y con ausencia total de soluciones para el problema de la contaminación de las aguas.

José Gregorio Gaspar quiere recordar que en fecha tan reciente como el pasado 22 de enero se produjo un cierre de la playa del Médano por contaminación, siendo la cantidad detectada de la bacteria Ecoli el doble de la permitida por la normativa. Desde la citada fecha no se ha producido ninguna actuación por el Ayuntamiento para resolver el problema o al menos no se ha dado a conocer a la opinión pública.

Quiere recordar el representante vecinal que el colectivo BUGA solicitó a través del Registro de Entrada del Ayuntamiento desde el pasado mes de diciembre de 2018 la adopción de medidas sobre la red municipal de saneamiento, así como copia de los informes que obraran en poder del Ayuntamiento o que hubieran sido realizados para esclarecer las causas de los vertidos, sin que seis meses más tarde el Ayuntamiento haya dado respuesta alguna a la solicitud de información.

A juicio de José Gregorio Gaspar el Ayuntamiento y el alcalde José Domingo Regalado demuestran una total opacidad y oscurantismo en la gestión del problema. No atienden los requerimientos vecinales, no consta a la opinión pública que se haya realizado auditoría alguna a la empresa concesionaria del servicio de mantenimiento de la red, ni que se haya abierto expediente informativo a la misma.

La actuación municipal refleja o un pasotismo impropio de gestores públicos o una complicidad por omisión con los vertidos al mar.

Esta actuación por parte del Ayuntamiento está provocando graves daños a la imagen turística del municipio, a la actividad económica de los negocios de los núcleos de la costa y un grave peligro para la salud de vecinos y visitantes.

Así mismo el año pasado el portavoz del gobierno granadillero Jacobo Pérez manifestó públicamente que iban a recurrir la decisión de la entidad ADEAC que concede el distintivo Bandera Azul, sin que hasta la fecha se conozca el resultado de ese recurso, o si efectivamente se produjo por parte del Ayuntamiento, o es otra de las mentiras a las que lamentablemente el gobierno municipal se ha acostumbrado para eludir responsabilidades o intentar confundir a la opinión pública.

El representante vecinal quiere recordar además que este problema de los vertidos de aguas fecales recurrentes fue abordado recientemente en la reunión de la Federación de asociaciones vecinales del municipio que está en trámite de constitución y no se descartó en la citada reunión que los colectivos vecinales denunciaran ante la justicia esta situación por desidia e irresponsabilidad de los gobernantes municipales.