Buscar
08:15h. Martes, 31 de marzo de 2020

Granadilla emprende una campaña de recogida de vehículos abandonados a partir de la próxima semana

Ayuntamiento de Granadilla de Abona, a través de la Concejalía de Seguridad, cuya responsable es María Candelaria Rodríguez González, comunica que a partir de la próxima semana se emprende una campaña de recogida de vehículos en estado de abandono en el municipio, con carácter integral, al abarcar tanto espacios públicos como privados.

La iniciativa tiene carácter integral, abarcando espacios públicos y privados, y se inicia el lunes 17 de febrero y concluirá en junio
La iniciativa tiene carácter integral, abarcando espacios públicos y privados, y se inicia el lunes 17 de febrero y concluirá en junio

La iniciativa, que se inicia este próximo lunes 17 de febrero y concluirá el 19 de junio, tiene como fin la mejor calidad y seguridad de los entornos de los distintos núcleos poblacionales. 

María Candelaria Rodríguez argumenta que esta actuación responde a una “clara” necesidad de dar respuesta a la realidad municipal, y que posibilitará la recogida de los automóviles que se encuentren en situación de abandono para proceder a declararlos residuo sólido y, si en necesario, pasar a su posterior tratamiento y desguace. La edil agrega que se ha registrado una “significativa” cifra de vehículos abandonados en distintos puntos, bien detectados a través de la Policía Local o a través de la propia ciudadanía, a quien agradece y pide su colaboración para evitar la ocupación de plazas de estacionamiento, así como la consiguiente suciedad y uso indebido”.

La iniciativa, además, abarcará tanto los que estén en dominio público como aquellos que estén en terrenos privados, atendiendo en cada caso a la singularidad de la normativa correspondiente, que da un plazo de 15 días según lo estipulado en la Ley 4/2017, de 13 de julio del Suelo y Espacios Naturales Protegidos de Canarias. 

El Ayuntamiento ofrece, además, la posibilidad de que la ciudadanía que así lo estime oportuno, pueda proceder a la entrega voluntaria de su coche a los efectos de que se proceda a su tratamiento y fin de la vida útil, previa declaración de residuo. Además, si una vez transcurrido el plazo legalmente establecido, no son retirados por sus dueños, pasarán a declararse residuo sólido urbano, dándosele de baja.